Pelo siempre limpio.

Si hay algo que puede arruinar nuestro arreglo personal, por más que hayamos invertido mucho tiempo en él, es que nuestro pelo luzca «como sucio». Eso muchas veces les pasa a aquellas personas que tienen un cabello muy graso y que, al final del día, aparece sucio, sin brillo ni caída. Es una situación muy difícil de sobrellevar, por eso va este tip natural para solucionar el problema del pelo graso: hay que hervir una papa, hacerla puré cuando esté fría y, en ese momento, hay que agregar jugo de limón. Mezclar bien y… aunque suene feo y difícil, es el momento de untar esa preparación por todo el pelo y el cuero cabelludo. Dejamos actuar veinte minutos y después lavamos la cabeza como lo hacemos habitualmente.

Si se animan a probar, ¡van a ver los resultados!