Ellos necesitan más.

Los hombres necesitan consumir más calorías que las mujeres porque tienen más masa muscular, son más grandes y se mueven más.
La mayoría de las mujeres que no hace ejercicio habitualmente requiere entre 1600 y 1800 calorías diarias, pero en esas mismas circunstancias los hombres necesitan entre 2000 y 2200.
Un hombre deportista con actividad intensa puede requerir hasta 4000 calorías, y una mujer hasta 3500.