Granulos versus centímetros de más.

La doctora Claudina Closs, ginecóloga y especialista en Nutrición y Homeopatía, nos ofrece todas las claves para conseguir perder volumen con la ayuda de los remedios homeopáticos. Debido a la gran variedad de sustancias adecuadas a la hora de perder volumen que la naturaleza nos ofrece, la doctora Closs las ha clasificado en función de nuestra personalidad. Y es que las plantas son las grandes “plu-riempleadas” del reino vegetal y no se limitan a una sola función: todas tienen “efectos secundarios” que también podemos -y debemos-utilizar a nuestro favor. La consigna podría ser: “Dime cómo eres y te diré cuál es tu planta”:

► ¿Glotón e irascible? Tu planta aliada es el Antimonium crudum, que, además, te ayudará si tienes trastornos gastrointestinales.
► ¿Comes a toda velocidad? Tu solución tiene un nombre: Anacardium oriéntale. Además de ayudarte a perder volumen, aliviará los síntomas de ansiedad, el estrés y hasta las cefaleas.
► ¿Picas a todas horas? Tu planta es la Ignatia amara, especialmente indicada para las mujeres que necesitan comer algo ante la primera contrariedad.
► ¿Reprimido? Apúntate a la Stephysagria. Perderás volumen y pondrás en orden tus ideas.
► ¿La comida es un sustituto? No puedes pasar sin el Phosphoricum acidum: aliviará tus problemas de ansiedad, al mismo tiempo que te deshincha.
► ¿Friolero y con obesidad troncular? Lo que te va es la Thuya occidentalis, especialmente indicada para perder volumen en la zona del vientre y para facilitar las digestiones.
► ¿Problemas circulatorios?
Recurre a la Pulsatilla; es única a la hora de poner en marcha una circulación deficiente.
► ¿Estás en la posmenopausia? La Graphites es tu planta para combatir la celulitis y la hinchazón.
► ¿Adicto a la comida picante? No puedes prescindir del Sulphur, en especial si sudas mucho y eres una persona propensa a padecer hipertensión arterial.
► ¿Nervioso e hipersensible? Tu aliada es la Nux vómica. Es una excelente solución para controlar tus trastornos digestivos y calmar tus nervios.
Si tu problema es que no paras de picar, toma Ignatia amara.
► ¿Abdomen abultado? Lo que necesitas es Calcárea carbónica, ya que frecuentemente sufrirás de trastornos metabólicos como el exceso de colesterol o la gota.
► ¿Muslos voluminosos? La tuya es la Natrum sulphuricum, en especial si tienes problemas de infiltración hídrica y celulitis.
► ¿Piel grasa? La Thuya occidentalis conseguirá atajar este molesto problema, al mismo tiempo que te hará perder bastante volumen en un periodo récord.
Imprescindible, la dieta de apoyo
Si quieres perder volumen ¡y kilos! en poco tiempo, sigue esta dieta, que la doctora Closs te recomienda, durante una semana:
► Desayuno: Té sin azúcar + una rebanada de pan integral con una loncha de jamón serrano sin tocino + un zumo de naranja, de pomelo o de pina.
► Media mañana: Una pieza de fruta (excepto plátano).
► Almuerzo: Verduras sin almidón (lechuga, zanahoria, calabacín, coliñoT, brécol, berenjena…), aliñadas con un poco de aceite + 150 g de carne, de ave o de pescado a la plancha + un yogur natural desnatado.
► Merienda: Una pieza de fruta (excepto plátano) o una taza de té con una tostada de pan integral.
► Cena: Un plato de verduras sin almidón + una pieza le huta (excepto plátano).

El decálogo que te desinflo.

1 Destierra lasal de tu comida de una vez porTürJásíes “única” a la hora de hacernos retener líquidos). Si no te lo crees, no tienes más que comer pipas con sal durante una tarde entera y comprobar por la noche el estado de tus tobtlto hinchados, verdad?
2 Bebe litros y litros de agua) Aplíca-te el refrán””la mancha dé fnóra, con otra mora se quita”; es la única manera de eliminar los líquidos acumulados en tu organismo.
3 Viste prendas sueltas. Los vaqueros ceñidos, las medias “asesinas” y los cinturones apretados sólo contribuyen a dificultar la circulación de la sangre y, por tanto, a convertirte en un globo.
4 Evita el café. No te ayuda nada, sino que favorece que tu organismo se llene de toxinas. No te creas el cuento de que esta bebida tiene efectos diuréticos. Para ello, recurre a otro tipo de infusiones.
5 TomafibraL. Te ayudará a cumplir contu citaHe evacuación con precisión suiza. Si la incluyes en el desayuno, mucho mejor. Ya sabes: muesli, pan integral, cereales integrales…
6 Suda la gota gorda. Si te cuesta eliminar líquidos a través de la orina, debes eliminarlos a través del sudor. Sirve cualquier actividad deportiva, siempre y cuando termines con la camiseta realmente mojada.
7 LAs piernas en alto. Siempre que puedas, o las normas del decoro lo permitan, apoya las piernas en una silla o en la mesa de la oficina. Hay que facilitar la circulación de retorno.
8 Huye de las bebidas gaseosas. Si no quieres que tu estómago parezca un globo a punto de estallar, pásate a los zumos o o las bebidas sin gas.
9 Come despacio. Sigue las normas zen de la alimentación, que dictan que hay que masticar cada bocado unas 20 veces, ycome lenta y pausadamente.
10 No fumes. ¿Eres consciente de la cantidad de aire de más que tragas mientras disfrutas de la compañía de un cigarrillo?