Alejarse de la naturaleza, malo para la salud.

Según numerosos autores y entidades médicas, las alergias aumentan de forma alarmante, a pesar de los supuestos avances de la medicina. Como naturólogo y naturópata, creo que el ser humano utiliza cada día más productos nocivos para sí mismo y para el medio en el que vive. Al mismo tiempo, es cada vez más maniaco de la ciencia y la tecnología, en detrimento de la naturaleza, lo que le hace ser más débil frente al medio. Yo me atrevería a formular el siguiente axioma: mientras más nos alejemos de la naturaleza y de lo genuinamente natural, más nos acercaremos a la enfermedad. Violar de forma reiterada las leyes naturales significa alejarse del bienestar que produce la salud real. Para finalizar esta pequeña disquisición, creo que la medicina de los fármacos no comprende una cosa: el porqué de la enfermedad, y, en consecuencia, se pierde en el laberinto de la investigación farmacológica pretendiendo encontrar la solución. Un cordial saludo.

Estamos de acuerdo en que respetar las leyes naturales y no ir en su contra es uno de los principales caminos para gozar de una buena salud. De todos modos, la medicina convencional o alopática y la alternativa o naturista pueden, si van de la mano, ser del todo efectivas en la lucha contra las enfermedades.