intolerancia a la lactosa

Soja, sardinas y almendras si no toleras la lactosa.
Garantizan el aporte de calcio que el organismo requiere.

El objetivo de la dieta de las personas con intolerancia a la lactosa debe ser garantizar las cantidades de calcio y de proteínas lácticas necesarias para el buen funciona-
miento del organismo, pero sin que aparezca dolor abdominal, meteorismo o diarrea, síntomas típicos de esta alteración que pueden surgir al ingerir leche y derivados. Para
recibir el calcio suficiente (unos 1.200 mg diarios en el caso de la mujer adulta), recurre a estos alimentos, ninguno de ellos perteneciente al grupo de los lácteos:

SOJA (200 g) 400 mg + SARDINAS EN ACEITE (100 g) 400 mg + ALMENDRAS (200 g) 400 mg = 1.200 mg