Select Page

Autor: admin

BRONQUITIS

Enfermedad extraordinariamente frecuente, debida a una inflamación de la mucosa que recubre los bronquios. Hay varios tipos de bronquitis, desde el simple resfriado que degenera hasta la bronconeumonía, pasando por la bronquitis aguda, la bronquitis crónica o la bronquitis capilar. Aquí sólo nos interesa la bronquitis en su forma más benigna (consecuencia de un resfriado, secuela de la gripe), ya que no debe olvidarse que una bronquitis que empeora y se cronifíca, acarrea múltiples consecuencias y puede provocar numerosas muertes, tal como lo demuestran las estadísticas. Esta es la razón por la que en caso de una tos persistente, esputos purulentos y viscosos o sensación de ahogo, es aconsejable consultar al médico. Tratamientos preventivos Ante todo, deben reforzarse las defensas naturales del organismo mediante una cura con cloruro de magnesio. Para una buena salud es necesario un buen equilibrio mineral ya que muchas carencias se deben a una mala alimentación. “El microbio no es nada, es el terreno el que cuenta”, decía Claude Bernard. Este terreno debe ser protegido con tres curas anuales de magnesio, una en otoño, una en pleno invierno y otra en primavera. — Evítese el fumar; el tabaco es el gran enemigo del bronquítico. — Aprenda a respirar mejor. Para el buen funcionamiento de bronquios y pulmones son indispensables algunos ejercicios de respiración. Tratamientos curativos — Cada noche, efectúense unos toques, sin frotar, en el...

Read More

APETITO

No hay que confundir el hambre, que es la necesidad de comer, con el apetito, que es el deseo de comer. Si la anorexia, o pérdida del apetito, puede ser saludable en los casos de obesidad, por ejemplo, es nefasta cuando el sujeto necesita una alimentación rica y abundante (crecimiento, convalescencia, raquitismo, etc.). En caso de pérdida del apetito, hay motivo de inquietud, ya que el organismo puede estar afectado; en su mayoría, las dolencias van acompañadas por desarreglos del apetito. Las circunstancias favorables para el apetito son la juventud, el ejercicio físico, la satisfacción general, la vida al aire libre (montaña, mar), la sobriedad, la precaución de unos intervalos razonables y sobre todo muy regulares entre las comidas, y la simplicidad de éstas en unos menús variados y adaptados al gusto de cada uno. Merman el apetito ciertas condiciones contrarías: las preocupaciones, la frustración, la vida sedentaria y sin alegrías, la falta de aire puro, etc. La inapetencia conoce también su contrario: el apetito excesivo. La bulimia impulsa a ciertos individuos a devorar sin cesar, y es el resultado de un desarreglo hormonal o nervioso. Para curarla, conviene cambiar el ritmo de vida, y servirán de valiosa ayuda las curas termales, el relajamiento y el yoga. Hemos indicado las circunstancias favorables para el apetito; veamos, además, otros tratamientos naturales para la inapetencia: — Una decocción aperitiva 10 grs...

Read More

AMPOLLA

Esta pequeña tumefacción, también conocida con el nombre de flictena, está constituida por un acumulo de serosidad, de pus o de sangre en la piel, cuya dermis queda levantada. Esta clase de heridas se producen en los lugares del cuerpo sometidos a roces repetidos. Tratamientos Son de dos tipos: — El tratamiento preventivo; antes de utilizar un nuevo calzado o de hacer una larga excursión, tómense, varios días antes, unos baños de agua (que no esté caliente) con sal gruesa marina o con aluminio. — El tratamiento curativo; desinféctese la ampolla con limón, reviéntese a continuación con una aguja esterilizada sin levantar la piel y protéjase con una cura de arcilla por la noche, y con una cura antiséptica durante el...

Read More

ALIENTO

Un aliento anormal es debido, en general, a afecciones pasajeras o crónicas del sistema digestivo, a nivel del estómago (gastritis, indigestiones), de los intestinos (estreñimiento, fermentaciones) o de la boca (abscesos dentales, piorrea, gingivitis). Pero no hay que atribuir al sistema digestivo todas las causas de un mal aliento, ya que la causa es, harto a menudo, una higiene dental deficiente. No olvidemos tampoco que ciertos productos modifican el aliento: alimentos tales como la cebolla y el ajo, las bebidas alcohólicas y el tabaco. También es preciso señalar que un mal aliento puede ser síntoma de una enfermedad grave; la tifoidea y la diabetes, por ejemplo, provocan un aliento muy particular que a veces permite orientar un diagnóstico. Tratamientos Redoble la atención en lo referente a su higiene dental. No obstante, si a pesar de la limpieza matinal de su dentadura, el aliento sigue siendo notorio, proceda a unos baños bucales prolongados, seguido por gárgaras. Utilice para este fin esencias de plantas (bergamota, anís, clavo o menta) que mezclará con agua. Por la mañana y después de cada comida, gargarice con la decocción siguiente, preparada con medio litro de agua: — Flores de romero pulverizadas, 30 grs. — Flores de salvia, 30 grs. — Clavos especia, 5 grs. — Canela, 5 grs. — Nuez moscada, 2 grs. — Cizaña, 50 grs. Si desea neutralizar el olor del humo de...

Read More

ALGAS

Las algas son, en su mayoría, plantas acuáticas. Su utilización alimentaria, rara en Europa, es corriente en China, en Japón, en las islas Hawü, y en diversas regiones marítimas de Australasia. El yodo de las algas es energético. Necesario para el buen funcionamiento de la tiroides, favorece la fagocitosis, aumenta los intercambios celulares, y es útil contra el raquitismo, el linfatismo, la obesidad y las enfermedades de la piel. Se pueden comprar algas en las herboristerías. Carragaen (Chondrus crispus) Llamado también espuma perlada o alga común. Generalmente rojo y después verde, adquiere un color claro fuera del agua. Es recogido con la marea baja en las costas europeas del Atlántico. Aparte de su poder nutritivo el carragaen es empleado para las afecciones bronquiales, debido a sus cualidades expectorantes y pectorales. Ejerce igualmente una acción sobre los intestinos (inflamaciones, enteritis, estreñimientos leves) y sobre el sistema digestivo delicado y perezoso. Cómo utilizarlo — En su estado natural, sumergiéndolo previamente en agua e incorporándolo seguidamente a una ensalada o a un potaje; en este caso, se cuentan 3 cucharaditas de algas finamente trinchadas por persona. — En gelatina, sometiéndolo a cocción a fuego lento durante 2 horas, a razón de 30 grs por litro de agua; una vez filtrada y enfriada la gelatina puede tomarse con una compota, con un zumo de frutas o con miel. Se cuentan 2 cucharadas soperas...

Read More

Categorias

Vótanos clickeando:

Suscríbete Por Email (es gratis):

Seguinos en Twitter:

Estamos en: