Select Page

Autor: admin

ACNÉ

Es una enfermedad con formas muy diversas y cuidadosamente clasificadas. Evidentemente, no todas tienen la misma gravedad. El acné —palabra griega ligeramente deformada (“akné”) que significa “florecimiento”— es ante todo una afección benigna de la pubertad. Su aparición corresponde a los trastornos hormonales de los que son victimas las chicas y los chicos cuando dejan atrás la infancia para convertirse en adolescentes. Sin duda, pero no hay ninguna prueba que permita afirmarlo. Simplemente, se constata que, en algunas personas, la revolución de la pubertad se acompaña de la desgraciada afloración de granos del “acné juvenil” y en cambio otras no sufren este proceso, sin que la razón de ello se conozca con certeza. Como consecuencia de ello, resulta muy difícil hablar de “enfermedad”. Algunos médicos con sentido del humor no han dejado de afirmar: “Lo que es asombroso no es que algunos adolescentes tengan acné, sino que no lo tengan todos…” He aquí, pues, un motivo para animar a los muchachos y muchachas afligidos por el brote rojizo del acné juvenil: los anormales son los otros. Pero el mayor consuelo es que, a menos que cometan errores llenos de consecuencias (rascarse frecuentemente con uñas sucias, lavarse sólo de vez en cuando…), sus “granos” desaparecerán por si solos. Esquemáticamente, se puede afirmar que el acné corresponde siempre a un exceso de grasa. En contra de lo que afirman ciertas publicidades,...

Read More

ACIDOSIS

Bajo este término se designa una toxemia general del organismo producida por una falta de eliminación de aminoácidos. Según algunos autores, sería una de las principales causas de artrosis y aparece en los individuos cuya alimentación está mal equilibrada y las funciones de eliminación perturbadas. Durante la juventud, el organismo exige una considerable cantidad de prótidos para hacer frente a las necesidades del crecimiento. Durante la madurez las necesidades de prótidos son mucho menos importantes. ¿Qué ocurre si se consume un exceso de proteínas? Durante la digestión, los jugos digestivos trocean la albúmina de los prótidos para transformarla en aminoácidos; éstos son utilizados para formar los elementos necesarios para la reconstrucción celular. El hígado modifica los aminoácidos en urea, que a su vez será transformada por los ríñones para ser eliminada. Si el hígado es sobrecargado, agotado, por un consumo excesivo de prótidos, los aminoácidos no pueden ser transformados en urea y son directamente transportados hacia los ríñones. Entonces, los ríñones humanos no pueden transformar los aminoácidos en urea, tal como hacen los ríñones de los carnívoros, como los perros. Por otra parte, este es el argumento del que se sirven los vegetarianos para afirmar que la carne es nefasta para el hombre. Esta acidez vuelve, pues, a los humores y a la circulación linfática, tal como lo hace el aceite en un motor. La acidosis, responsable de la...

Read More

ABSCESO

Se denomina absceso a una acumulación de pus que se desarrolla en los tejidos del organismo, ya sea la piel u órganos como el hígado, los pulmones, el cerebro, etc. El absceso caliente es una bolsa que presenta un enrojecimiento de la piel y una elevación neta de la temperatura, y que a veces produce un dolor muy intenso. En cambio, el absceso frío es indoloro y región tumefacta no presenta ninguna modificación térmica. Los abscesos constituyen el signo de afecciones generalmente muy importantes y que requieren el cuidado de un especialista. Por ejemplo, el absceso frío constituye frecuentemente el signo de una tuberculosis ósea, y la colección de pus que invade los tejidos tiene como origen el hueso o la articulación afectados. La mayor parte de abscesos requieren un análisis de sangre, que permitirá localizar el origen y aplicar la terapéutica adecuada. El diagnóstico de la diabetes se hace a menudo gracias a análisis prescritos por causa de abscesos. No hay que confundir los abscesos con los furúnculos. Tratamientos Además de la enfermedad que los produce y que conviene tratar según las indicaciones de un médico, los abscesos pueden ser curados localmente. Sin embargo, los cuidados que usted puede aportar se limitan a las cataplasmas y a las compresas calientes, que harán madurar al absceso con mayor rapidez. La absorción de agua arcillosa tampoco será inútil. También se...

Read More

Categorias

Vótanos clickeando:

Suscríbete Por Email (es gratis):

Seguinos en Twitter:

Estamos en: