Archivos de la categoría:

Como cocinar las algas

diciembre 25, 2011

Así las puedes cocinar.
Podemos encontrar en el mercado preparados elaborados con diversas especies de algas. Si se consumen frescas, precisan un lavado previo y un tiempo en remojo para quitarles la salinidad. No obstante, se venden ya lavadas y desecadas, aunque también deben dejarse un tiempo en remojo para que se prehidraten y adquieran consistencia. Una forma de cocinarlas es la siguiente: tras dejarlas en remojo una media hora (aumentarán cinco veces su volumen), se escurren y se rehogan en una sartén con una cebolla picada y un poco de aceite. Cuando la cebolla esté dorada, se le añade el agua de remojo; se tapan y se dejan a fuego lento hasta que se consuma el agua. Luego se añaden a la salsa de tomate que tengas preparada para cocinar pasta, arroz con verduras…
Si eliges agar-agar, puedes tomarla cruda en ensaladas, previo remojo de media hora. Si optas por el kombu, añádela a los guisos de garbanzos o lentejas. También se pueden desmenuzar directamente sobre ensaladas, arroces, pastas o sopas.
Ponlas media hora en remojo, rehógalas con aceite y cebolla y añádelas a la salsa de tomate.

Como se clasifican las algas

diciembre 24, 2011

¿Cuál te gusta más?
Dentro del reino vegetal, las algas se clasifican en cuatro grandes grupos en función del tipo de pigmento que poseen: las elorofíceas (algas verdes), las feofíceas (algas pardas), las rodofíceas (algas rojas) y las cianofíceas (algas azules). Las que aparecen a continuación son las principales para el consumo:
► Fucus: Bajo este nombre se agrupan numerosas especies que pertenecen al grupo de las algas feofíceas. Representa un verdadero cóctel de minerales (contiene yodo sobre todo) y vitaminas que favorecen el metabolismo de los nutrientes, en particular de los azúcares. Se utiliza frecuentemente como complemento en las dietas de adelgazamiento por su elevado contenido en yodo y por el poder de sus mucíla-gos no asimilables, unas sustancias que se hinchan en el estómago, frenando del apetito.
► Espirulina: Esta minúscula alga azul de agua dulce con forma de espiral destaca por su alto contenido proteico, superior al que posee la carne, el pescado y los huevos, por ejemplo. También es una fuente de aminoácidos, de ácidos grasos esenciales, de vitamina B y de hierro. Ayuda a adelgazar y a mantener el peso, ya que la fenilalanina, un aminoácido abundante en esta alga, actúa directamente sobre la zona del cerebro que controla la sensación del apetito. Reduce el colesterol gracias a su riqueza en clorofila, ácidos grasos poliinsaturados y fibra, y combate la anemia.
► Laminaria: Existen diversas especies de esta alga parda que contiene algina, oligoelementos, yodo, vitaminas A, B, C, D y E y manitiol. Los alginatos se emplean para estabilizar mayonesas y para elaborar cremas heladas.
► Chlorella: Es una microalga verde que contiene un 65 por ciento de proteínas y un alto porcentaje de vitamina B12, vitamina A, niacina, clorofila, cobre, selenio y zinc. Se cree que estimula el crecimiento.
► Agar-agar: Se trata de un subproducto obtenido de varias especies de algas. Corrige el estreñimiento, protege la mucosa gástrica y regula el tránsito intestinal. Se emplea para dar consistencia a jaleas, confituras, helados, mayonesas y quesos.
► Kombu: Es muy rica en yodo.
Su contenido en ácido algénico hace que actúe como un eliminador de toxinas para los intestinos. También actúa como un suave estimulador del sistema linfático, favorece la absorción de los nutrientes y es un remedio eficaz para la hipertensión.
► Kelp: El complejo kelp está reconocido por su alta concentración en minerales, especialmente yodo, y vitaminas. Favorece la absorción equilibrada de los nutrientes en el cuerpo y se utiliza como suplemento vitamínico-mineral de origen natural para enriquecer la dieta.
El kombu, el nori y el hijiki son tres tipos distintos de algas. ¿Porqué no las pruebas?
Recuerda que, cuando vayas a cocinarlas, debes dejarlas antes un poco en remojo.

Propiedades de las algas

diciembre 23, 2011

Lo que hacen por tu salud.
► Adelgazantes: Las algas constituyen un complemento ideal en las dietas de adelgazamiento debido a su poder saciante.
► Digestivas: Si se consumen junto con comidas abundantes en grasas y fuertes, facilitan el proceso de la digestión. Sus mucílagos recubren las Paredes del estómago y protegen la Mucosa gástrica del exceso de ácidos gástricos secretados. Además, favorecen el tránsito de los alimentos a través del intestino.
► Laxantes: Ejercen un ligero efecto laxante por su contenido en fibra.
► Cosméticas: Las cremas elaboradas con algas o sus extractos permiten la rehidrataciónde la piel gracias al agua que acumulan los mucílagos (son ideales para las pieles secas). También tienen un poder bioactiva-dor y tonificante, por lo que se recomiendan para pieles grasas. Tomar algas ayuda a mantener un saludable bronceado, a la vez que se protege la piel contra el envejecimiento prematuro que produce la radiación solar. Resultan eficaces para combatir la celulitis.
► Relajantes: Los baños de algas están indicados para aliviar el estrés, los reumatismos y los problemas circulatorios.

Propiedades medicinales de las algas marinas

diciembre 20, 2011

► Carbohidratos: Aunque son pobres en carbohidratos, tienen uno llamado manitiol, que es estimulante hepático, ligeramente laxante y no incrementa la glucosa en sangre.
► Azúcares: Son un alimento poco calórico y sus azúcares son mucila-ginosos, es decir, tienen la propiedad de inflamarse en agua, pero no los asimila el organismo, por lo que tampoco eleva el nivel de azúcar en sangre y, a su vez, es útil para quienes sufren estreñimiento.
► Ácidos grasos: El promedio del contenido en grasas de las algas está por debajo del cinco por ciento de su peso en seco. Los lípidos que contienen son sobre todo ácidos grasos poliinsaturados, que transportan el colesterol evitando la formación de placas de ateroma y estimulan la formación de linfocitos. También son precursores de las prostaglandinas, sustancias hormonales que regulan la agregación de las plaquetas en sangre, reducen la hipertensión, tienen un efecto antiinflamatorio y regulan el sistema inmunitario.
► Vitaminas: Son muy ricas en vitaminas B, C, E y provitamina A. Si
se quiere aprovechar el máximo de su aporte vitamínico es mejor consumir las algas crudas o después de haberlas tenido en remojo en el caso de las desecadas.
► Sales minerales: El contenido mineral de algunas algas alcanza el 36 por ciento de su peso en seco,
y son ricas en calcio, hierro, sodio y magnesio. Pero durante la cocción en agua las sales minerales tienden a quedarse en el líquido. Por esta razón hay que aprovechar este caldo para hacer tisanas o sopas.
► Oligoelementos: Son los responsables de las virtudes desintoxicantes de las algas, que son ricas en yodo, zinc, silicio, cobalto, cromo y magnesio. El yodo es necesario para que la glándula tiroides funcione con normalidad. Las algas marinas son cinco veces más ricas en yodo que el agua de mar. El zinc interviene en la secreción de insulina y su déficit provoca fatiga y dificultad de concentración. El silicio junto con el calcio fortalece los huesos y los mantiene flexibles, también mantiene el cabello fuerte y evita su caída. El cobalto y el hierro son esenciales para producir hemoglobina.

Propiedades de las algas marinas

diciembre 19, 2011

Algas.
LAS VERDURAS DEL MAR RICAS EN PROTEÍNAS Y MINERALES.
Espinacas, acelgas, apio… Sin duda, estos alimentos de la huerta constituyen una parte esencial de tu dieta, pero no por ello debes “perderte” los beneficios que se obtienen al consumir otros alimentos considerados como las verduras del mar. Hablamos de las algas, llenas de minerales y de proteínas, y que te ayudan a adelgazar, a hacer la digestión y a relajarte. ¡Anímate a probarlas ya mismo!
Las vemos cuando paseamos por la playa o pegadas a las embarcaciones. A simple vista resultan antiestéticas, pero la naturaleza las ha dotado de unas virtudes especiales. Son las algas marinas. “Constituyen un alimento sano y completo, y nos revita-lizan y rejuvenecen: tienen todos los nutrientes básicos que necesitamos, n°s depuran por dentro y nos ayudan a conservar la salud. Resulta dificil separar el valor nutricional del terapéutico. Por ser uno de los alimentos más nutritivos resultan ideales tanto para prevenir como para combatir enfermedades”, aclara Javier Castillo, naturópata.
Un alimento muy completo.
► Proteínas: Están compuestas por proteínas de fácil asimilación que representan por término medio el 25 por ciento de su peso en seco. Dichas proteínas cuentan con un alto porcentaje de aminoácidos esencia les que el organismo humano no puede sintetizar, sino que debe asimilar a través de la alimentación y que además resultan fáciles de digerir por su composición en sales minerales y en algunas enzimas. Además, “no contienen colesterol, grasas saturadas, residuos de antibióticos, pesticidas ni hormonas de síntesis como ocurre con las proteínas de la carne”, añade el experto.

ALGAS

enero 12, 2008

ALGAS

Las algas son, en su mayoría, plantas acuáticas. Su utilización alimentaria, rara en Europa, es corriente en China, en Japón, en las islas Hawü, y en diversas regiones marítimas de Australasia.
El yodo de las algas es energético. Necesario para el buen funcionamiento de la tiroides, favorece la fagocitosis, aumenta los intercambios celulares, y es útil contra el raquitismo, el linfatismo, la obesidad y las enfermedades de la piel.
Se pueden comprar algas en las herboristerías.

Carragaen (Chondrus crispus)
Llamado también espuma perlada o alga común.
Generalmente rojo y después verde, adquiere un color claro fuera del agua. Es recogido con la marea baja en las costas europeas del Atlántico.
Aparte de su poder nutritivo el carragaen es empleado para las afecciones bronquiales, debido a sus cualidades expectorantes y pectorales.
Ejerce igualmente una acción sobre los intestinos (inflamaciones, enteritis, estreñimientos leves) y sobre el sistema digestivo delicado y perezoso.
Cómo utilizarlo
— En su estado natural, sumergiéndolo previamente en agua e incorporándolo seguidamente a una ensalada o a un potaje; en este caso, se cuentan 3 cucharaditas de algas finamente trinchadas por persona.
— En gelatina, sometiéndolo a cocción a fuego lento durante 2 horas, a razón de 30 grs por litro de agua; una vez filtrada y enfriada la gelatina puede tomarse con una compota, con un zumo de frutas o con miel. Se cuentan 2 cucharadas soperas por persona. Esta preparación está recomendada para las vías respiratorias e intestinales.
Espuma de Córcega (Alsidium o Helminthocorton)
Estas algas forman matas parduscas que abundan en el litoral Mediterráneo. Celebradas ya por Dioscórides, son famosas como vermífugo eficaz contra los ascáridos lumbricoides. También son muy ricas en yodo y actúan sobre la glándula tiroides.
Cómo utilizarla
— En maceración, obtenida con dos puñados de Espuma en un litro de agua hirviendo y durante 3 horas.
Esta maceración se emplea como vermífugo, tomando una taza por la mañana en ayunas.
— En cataplasma, mezclada cuando está caliente con salvado; es un remedio eficaz contra el bocio y las hinchazones glandulares.

Sargazo vejigoso (Fucus vesiculosus)
Es un alga parda muy común. Sus cenizas proporcionan yodo, bromo y potasa. Este sargazo no es comestible, pero entra en la composición de tisanas utilizadas como remedios contra la obesidad consecuencia de un desequilibrio glandular, contra la adenitis, la celulitis, el bocio, la gota y el linfatismo.
Cómo utilizarlo
— En tisana, en dosis de una cucharada sopera de algas por taza; déjese en infusión 5 minutos.
Para combatir la obesidad, se recomienda añadir media cucharadita de anís verde y una cucharadita de arraclán.
— En cataplasma, mezclado con un cuarto de salvado. Apliqúese esta cataplasma sobre las regiones celulíticas o con acumulación de grasa, asi como sobre las hinchazones ganglionarias.
Saxífraga marítima (Saxífraga tridactylites)

Se trata de una planta marina alimenticia y no de un alga, ya que crece en las arenas del litoral y no en el mar.
Con una altura de 30 a 50 cm, es ligeramente carnosa y tiene un color verde claro. Se la emplea por sus cualidades diuréticas y vermífugas.
Cómo utilizarla
— En estado natural, se come en ensalada después de haberla tenido en maceración unas horas con sal, para ablandarla.
Confitada en vinagre.
Salicornia
También llamada judía de mar, esta planta herbácea o parcialmente leñosa crece en las marismas salinas o en la parte alta de playas cenagosas que rara vez recubre el mar. El fruto es una cápsula pequeña y las  flores carecen de caracola y están dispuestas en espiga.
La salicornia herbácea es depurativa, digestiva y antiescorbútica (vitamina C). Es recomendada en los casos de anemia y en las insuficiencias glandulares.
Cómo utilizarla
— En su estado natural, en ensalada, pero con la precaución de dejar las hojas en maceración con sal durante varias horas antes de sazonarlas; hay que enjuagarlas a fondo.
Cocidas, en cuyo caso se preparan como las judías verdes.
Confitadas, como los pepinillos.

Plantas Medicinales está orgullosamente a prueba de Digg gracias a la caché que proporciona WP Super Cache