Archivos de la categoría:

Distintos tipos de té, de la misma planta

enero 27, 2013

Aunque derivado de la misma fuente botánica, la Camellia Sinensis, el té se puede clasificar en distintas categorías según la manera en cómo se procesen las hojas después de ser recolectadas. Así, es posible dividirlos en…

TE NEGRO.
Sus hojas, recién recogidas, se dejan secar adentro, sobre estantes abiertos, sin que su estructura se altere o se rompa. Una vez secas, se extienden para exponer a la atmósfera las enzimas que hay en ellas, permitiendo así su fermentación. En un punto crítico, a estas hojas de té que se están fermentando, se “les prende fuego alto” para detener el proceso de fermentación. Lo que resulta, es un té negro, que luego se selecciona y se empaca en latas de té o bultos a granel.

TE VERDE O TE JAPONES.
Las hojas, recién recogidas, no se fermentan, sino que se someten a un proceso de cocción al vapor y de secado al fuego que detiene la fermentación
de sus enzimas. Luego se extienden y se secan antes de que se les prenda un último fuego que impide cualquier fermentación.

TÉ OOLONG (TÉ ROJO).
También conocido como “Pu-erh”, es en realidad un té verde que adquiere su característico color rojizo después de un proceso de maduración. Sus hojas grandes son comprimidas y se almacenan en barricas como el vino dentro de cavernas durante más de 50 años. Este almacenamiento y las especiales condiciones controladas, transforman su color de verde a rojo.

Como preparar te

octubre 14, 2010

PARA PREPARAR UN BUEN TÉ.
• Calentar la tetera para que las hojas de té se abran.
• Calcular una cucharadita de té por taza y, a partir de medio litro de agua, añadir una cucharadita más en la tetera (utilizar un filtro).
• Añadir el agua a la tetera justo antes de que empiece a hervir.
• Dejar reposar el tiempo indicado según el tipo de té.
• Retirar el filtro con las hojas de té para que no quede demasiado infusionado.
• El té no debe recalentarse.

Propiedades del te blanco

octubre 13, 2010

TÉ BLANCO.
Es el brote de las primeras hojas del arbusto del té, que aún no han tenido tiempo de adquirir el característico color verde que les da la clorofila. Muy rico en antioxidantes, tiene un sabor muy suave y se recomienda en caso de gastritis. Muy apreciado en cosmética por su acción antioxidante, que previene el envejecimiento y por la que es conocido como el “elixir de la juventud”. También es muy rico en vitamina C (una taza de té blanco equivale a doce zumos de naranja). Preparación: Hervir el agua y dejar reposar un par de minutos, luego verter sobre las hojas. Dejar infusionar unos minutos.

Beneficios del te verde

octubre 11, 2010

TE VERDE.
Es el té sin fermentar. Se le reconocen numerosos beneficios para la salud: poderoso antioxidante que previene incluso determinados tipos de cáncer, regula la tensión, ayuda a retrasar el envejecimiento, es diurético y mejora las defensas del organismo. También es un excelente tratamiento de belleza, ya que mejora el aspecto de la piel, ya que contribuye a eliminar las impurezas y por su contenido en vitamina B12 ayuda a cuidar el cabello y las uñas. Preparación: Calentar el agua hasta que rompa a hervir. Dejarla enfriar durante 10 minutos y añadir el té. El tiempo de infusión es como máximo de dos minutos.

Propiedades del te rojo

octubre 10, 2010

TE ROJO.
El té rojo o pu-erh es en realidad un té negro que ha fermentado por segunda vez para hacerlo menos excitante. Su sabor terroso no se parece al de ningún otro té o cualquier otra bebida. Se le atribuyen propiedades para combatir el sobrepeso y reducir el colesterol. Además es depurativo y diurético.
Preparación: Añade agua hirviendo o muy caliente y deja reposar entre 2 y 5 minutos, según lo prefieras más o menos intenso.

Te rooibos

octubre 9, 2010

TÉ ROOIBOS.
Se trata de una variedad del té rojo que no contiene cafeína, por lo que pueden tomarlo incluso los niños. Es rico en vitaminas y minerales, tanto que produce un efecto similar al de las bebidas isotónicas. Es depurativo y diurético. Tiene propiedades antidepresivas y se recomienda en caso de indigestión, acidez de estómago o estreñimiento.

Propiedades del te

octubre 8, 2010

Botiquín de tés.
De origen asiático, el té gana cada vez más adeptos y no es de extrañar si tenemos en cuenta que son tantos sus beneficios que podríamos incluirlo en nuestro botiquín.
El té no es sólo símbolo de hospitalidad sino también un regalo para la salud. Se trata de una bebida cada vez más popular y fácil de preparar que tiene numerosos beneficios para el organismo. Las últimas investigaciones confirman que tomar habitualmente té tiene a largo plazo un efecto preventivo sobre algunas enfermedades, entre ellas el cáncer.
Hay tres tipos básicos de té: el verde, el semifermentado y el negro. La diferencia radica en la forma en que son procesados. El rojo o pueehr es en realidad un té negro que ha fermentado por segunda vez para hacerlo menos excitante mientras que el té verde está sin fermentar.
MUCHO MÁS QUE UNA BEBIDA:
El té siempre que se tome sin azúcar no contiene calorías y tampoco aporta proteínas, grasas ni carbohidratos. Su riqueza está en sus vitaminas -A, C, E y algunas del complejo B-, y minerales como manganeso, flúor, cinc y cobre, que aporta en pequeñas cantidades puesto que una taza se prepara con sólo dos gramos de hojas secas. Pero, su principal valor son un grupo de sustancias con una extraordinaria capacidad antioxidante: los polifenoles, presentes también en frutas y verduras aunque en menor proporción. En particular un tipo de polifenoles llamados catequinas son los principales responsables de su extraordinario poder antioxidante (20 veces más que la vitamina E) y su capacidad protectora frente a algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Plantas Medicinales está orgullosamente a prueba de Digg gracias a la caché que proporciona WP Super Cache