Archivos de la categoría:

Maceración de las plantas medicinales

junio 24, 2010

Maceración: Consiste en dejar la especie en contacto con agua fría, u otro líquido, el tiempo necesario hasta que la sustancia activa se haya disuelto.
Las formas más usadas de maceración a lo largo de esta colección serán las Tinturas (o alcoholitos), los Vinos/ (o enolitos), los Aceites (u oleolitos) y una forma intermedia entre maceración y cocimiento que son las Cremas y Grasas (o liparolitos).
En todos los casos, los tiempos de maceración y técnicas de preparación vienen indicados. Con respecto a las Tinturas, queremos dar algunas normas generales.
El tiempo de maceración (salvo otra indicación) de todas las tinturas será de 15 días. Si las tinturas son para uso interno se deberá usar alcohol apto para consumo (lo mejor es pedir asesoramiento en una droguería especializada). Lo ideal es trabajar con frascos de vidrio de color oscuro, boca ancha y tapa esmerilada. Uno de dos litros, dos de uno y dos de medio, serán suficiente». También necesitará un embudo de vidrio para poder realizar filtrados y transvases y una medida de vidrio graduada (puede servir perfectamente una mamadera de vidrio Pyrex). Agregue a esto una pequeña balanza.
Los alcoholes usados en las Tinturas variarán en su graduación según la planta sea resinosa o nó.

Infusiones de plantas medicinales

junio 23, 2010

TÉCNICAS DE PREPARACIÓN MAS FRECUENTES.
Como paso previo, queremos especificar algunos de los términos que serán de uso corriente a lo largo de la obra.
Básicamente las plantas y hierbas medicinales se preparan en forma de Cocimiento (o decocción), Infusión (o té) y Maceración.
Cocimiento: Se coloca la sustancia en un recipiente con agua fría y se calienta hasta llegar a ebullición. El período de hervor puede variar con el tipo de planta o hierba que estamos tratando. Generalmente se usa cuando se trata con partes leñosas o semileñosas: madera, ramas, cortezas, carozos o raíces.
Infusión: Es la forma más corriente de procesar la planta medicinal. Se usa un recipiente no metálico o de un metal no alterable (acero inoxidable) ya que todas las plantas poseen, en mayor o menor medida, tanino y éste se puede combinar con los metales. Lo ideal son los envases de porcelana, vidrio, loza o hierro esmaltado (esta precaución también es válida para el cocimiento). En el recipiente elegido se coloca la dosis indicada de especie y se le vuelca encima el agua hirviendo. Se deja de cinco a diez minutos, se cuela y se bebe frío o caliente. En todos los casos es recomendable poner la especie trozada para aprovechar al máximo las sustancias contenidas en ella. Esta técnica es recomendable, asimismo para el cocimiento y la maceración.

Plantas Medicinales está orgullosamente a prueba de Digg gracias a la caché que proporciona WP Super Cache