Archivos de la categoría:

La soja previene el cáncer

septiembre 25, 2012

Reduce la proliferación de células mamarias y del endometrio.

Decídase a incluir la soja en su dieta. Además de reducir los niveles de colesterol malo o LDL, este alimento leguminoso puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer debido a los fitoestró-genos que contiene, según ha comprobado un grupo de expertos de la Universidad de Wake Forest (Estados Unidos). En su estudio se pone de manifiesto que la soja dietética, como la que se encuentra en el tofu, por ejemplo, contrarresta la proliferación de las células mamarias y del endometrio y, por lo tanto, “disminuye la probabilidad de canceren estos tejidos”, afirma J. Mark Cline, director del estudio.

Le interesa:
Los brotes de soja son además una buena fuente de potasio, magnesio, hierro, fósforo,folatos y vitamina E.

¿Toma la THS?
Los investigadores de Wake Forest recomiendan que las mujeres que reciben la terapia hormonal sustítutiva (THS) consuman más soja que el resto, ya que este tratamiento puede inducir la proliferación celular en las mamas y el endometrio. También sostienen que el beneficio que se obtiene con la ingesta de soja es mayor en las mujeres jóvenes y en las premenopáusícas.

Los beneficios de la soja en zumo

junio 13, 2012

Los beneficios de la soja, en zumo.
Son ya conocidas las múltiples propiedades de la soja y sus efectos beneficiosos sobre el organismo. Ahora se puede consumir más fácilmente gracias a la familia de productos ViveSoy, de Pascual. Está compuesta por ViveSoy Bebida de zumo de fruta y soja (en tres sabores: naranja, pina y melocotón) y ViveSoy Bebida de Soja. Este último está compuesto por soja orgánica (no transgénica) y enriquecido en calcio y vitaminas A y D. Su objetivo es actuar de complemento en una alimentación sana y equilibrada, ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis, sin renunciar a su sabor.
Hay tres sabores: pina, naranja y melocotón.

15 gramos de soja mejoran los síntomas de la menopausia

febrero 26, 2012

15 gramos de soja  por día evitan o mejoran los síntomas de la menopausia.
OPINIÓN PROFESIONAL:
“Los fitoestrógenos son una alternativa válida en caso de terapia de reemplazo hormonal natural o como preventivo de.diversas patologías propias.de la menopausia que no tiene efectos adversos. Además el tratamiento hormonal natural para la menopausia evita los inconvenientes de los estro-genos sintéticos”.
“La soja tiene un 35% de proteína de alta calidad, un 18 % de grasas no saturadas, vitaminas del grupo B, minerales, calcio, hierro, fósforo y fibra. Sólo le falta á la soja un aminoácido esencial, la metionina. Combinándola con cereales integrales produce una proteína completa. Permite una muy buena absorción de calcio, hierro y potasio. Además, contiene ácidos grasos omega 3″.
“Se recomienda consumir 15 g de proteína de soja por día para mejorar los trastornos de la menopausia”.
15 gramos de soja equivalen a:
500 ml de leche de soja.
Una taza de brotes de soja.
Tres cucharadas de harina de soja.
Una milanesa de soja.
100 g de tofu.
La soja permite una muy buena absorción de calcio, hierro y potasio.

Beneficios de la soja

febrero 24, 2012

La soja.
Aliada de la mujer durante la menopausia.
La soja, al igual que otros alimentos de origen vegetal, es de gran ayuda durante la menopausia: evita la aparición de tuforadas de calor o sudores nocturnos, muy frecuentes durante este período en la vida de una mujer. Pero eso no es todo, también previene el colesterol y cuida la salud ósea, dos problemas que se acentúan tras esta etapa vital.
Cuando llega la menopausia, síntomas como las tufora-das o los sudores nocturnos quitan el sueño a más de una mujer. Esta etapa, que vuelve a la mujer más vulnerable en sus emociones, no pasa desapercibida ni física ni mentalmente. Los cambios hormonales que se producen en el cuerpo, especialmente la disminución del nivel de estrógenos que el organismo produce, hacen de la menopausia un período especial, que no es ajeno a los estados depresivos o angustiosos. Además, el cambio hormonal deja a la mujer más expuesta a padecer osteoporosis o enfermedades coronarias.
LA SOJA, nuestra aliada principal.
Además de que su consumo reduce significativa mente los síntomas provenientes de la menopausia tales como los sofocos o el sudor, la soja ayuda a reducir lípldos y lipoproteínas en personas con niveles elevados de colesterol. Dado que, tras la menopausia, los niveles de colesterol aumentan con mayor rapidez, atender este aspecto es una medida saludable.
Reduce el 6% del colesterol total.
Reduce el 7% del colesterol malo o LDL.
Disminuye un 12% el riesgo de enfermedades coronarias.
Previene el cáncer mamario y del endometrío uterino.
Previene el cáncer de colon y de próstata en el hombre.
Mantiene la salud ósea.

Alimentos con soya

diciembre 18, 2011

ACEITE DE SOJA: Se obtiene mediante el prensado en frío del grano de soja. Tiene un color algo más oscuro que el aceite de oliva y un espesor similar. Se utiliza tanto en frío para aliño de ensaladas como para calentar, ya que soporta bien las altas temperaturas. Al principio suele resultar algo soso o con poco sabor. Sin embargo, al ser una grasa vegetal, no tiene colesterol y es muy saludable.
TOFU: El queso de soja se obtiene de la fermentación de la leche. Por su alto contenido en proteínas (es también rico en hierro, calcio y vitamina B, bajo en calorías y grasas saturadas, y no tiene colesterol), puede ser un nutritivo sustituto de la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos. Ejerce una acción beneficiosa sobre los huesos y reduce el riesgo de fracturas. Media taza de tofu (unos 100 g) contiene unos 153 mg de calcio, algo más que la misma cantidad de judías o granos de soja cocidos. En la cocina china y japonesa, el tofu es un ingrediente muy versátil, empleado como aderezo, frito, en salsas o añadido a las sopas. Al principio puede resultar soso, pero después deja un regusto bueno que puede ser áspero para algunos, debido quizá a su bajo contenido en grasa. El tofu combina muy bien con otros sabores, por ejemplo en recetas de verduras variadas, donde liga los ingredientes y forma un plato más consistente.
MISO: Es una pasta de soja fermentada que se añade a los guisos para reforzar su sabor y elevar su contenido proteico, pero sin los inconvenientes que presentan los cubos de sopa instantánea preparados. La textura del miso es similar a la de la mantequilla de cacahuete. Tiene un destacado contenido en proteínas, y también bastante sal.
TAMARI: Es la clásica salsa de soja, fermentada de manera natural y popularizada en Occidente por los macrobióticos, que vuelve más “yang” los alimentos, es decir, les aporta un sabor más salado, enriqueciéndolos nutritivamente. También resulta sabroso añadido al pan tostado. A diferencia de las salsas de origen industrial, carece de azúcar y de otros aditivos alimentarios.

Alimentos con soja

diciembre 17, 2011

Tómala como más te guste:
LECHE DE SOJA: Es similar a la leche de vaca, aunque menos energética (un vaso aporta unas 100 calorías), contiene vitaminas B y E, minerales (hierro y calcio), y es baja en grasas. Para prepararla en casa, deja una taza de granos de soja blanca en remojo por una noche. Al día siguiente, tritúrala hasta obtener una harina pastosa y agrégale seis tazas de agua. Deja hervir el líquido media hora sin tapar y cuélalo.
BROTES DE SOJA: Son el germinado más conocido y el más proteico, rico en calcio y vitaminas A, B y E. Después de tenerlos en remojo entre 12 y 24 horas, los granos de soja germinan pasados de tres a seis días. Al germinar, la soja dobla su contenido en vitamina A en 48 horas y aumenta en siete veces el de vitamina C, lo que puede ayudar a prevenir distintos tipos de cáncer. Su riqueza en fibra regula la función intestinal. Para aprovecharlos mejor, consúmelos en crudo y lo más frescos posible.
GRANOS DE SOJA: Poseen un gran potencial nutritivo, derivado de su completa proteína, que contiene los nueve aminoácidos esenciales. Sus otras cualidades saludables, que se deben a sus fitoestrógenos, ayudan a regular la función endocrina, a aliviar el síndrome premenstrual, a prevenir la osteoporosis, los desarreglos menopáusicos, el cáncer de mama y las enfermedades cardiovasculares. Los granos secos deben almacenarse aireados y en un lugar oscuro. Para cocinarlos, déjalos en remojo una noche y cuécelos entre dos y dos horas y media.
HARINA DE SOJA: Surge de la molienda del grano seco de soja y goza de las mismas características nutritivas y saludables que el grano seco. Su textura es más fina y algo menos consistente que la de la harina de trigo, por lo que su empleo culinario se recomienda para alimentos enharinados y rebozados, más que para la preparación de pasteles, tartas y otros productos de repostería. La harina de soja debe almacenarse en un recipiente seco, tapado y protegido de la luz.

Plantas medicinales para el cerebro

diciembre 16, 2011

Deterioro cerebral: Tampoco el cerebro se “escapa” a los beneficios que esta legumbre introduce en el organismo. Las dos vitaminas B que posee la soja contienen inositol y colina, sustancias que forman parte de los fosfolípidos del cerebro y del sistema nervioso, y que ayudan a la producción de hormonas tan importantes como la adrenalina. Contiene también ácido glutámico que es, asimismo, un aminoácido fundamental para el buen funcionamiento cerebral.

Remedios caseros para las ulceras

diciembre 15, 2011

Úlcera: Los resultados de las últimas investigaciones científicas sugieren que, en la fracción oleosa de la harina integral con que se elabora la leche de soja, existe un factor que acelera la curación de las úlceras gástrica y duodenal, además de proteger la mucosa estomacal. Por otro lado, parece demostrado que el consumo habitual de harina integral y de aceite de soja impide la formación de los cálculos biliares.

Plantas medicinales para la diabetes

diciembre 13, 2011

Diabetes: Otros beneficios potenciales de la soja incluyen su extremadamente bajo contenido en glucosa, característica que sugiere que podría ser un alimento particularmente importante para las personas diabéticas y aquellos individuos que posean un elevado riesgo de convertirse en inmunes a la acción de la insulina.

Plantas para osteoporosis

diciembre 12, 2011

Osteoporosis: Los fitoestrógenos cumplen también una función protectora contra la pérdida de masa ósea. Cuando los estrógenos, que juegan un papel clave en el mantenimiento de la densidad del hueso, decaen en la mujer (normalmente durante el desarrollo de la menopausia), los fitoest régenos pueden compensar su reducción y suplirlos, ayudando a minimizar la pérdida de masa ósea con la edad.

Plantas Medicinales está orgullosamente a prueba de Digg gracias a la caché que proporciona WP Super Cache