Archivos de la categoría:

Miel para los párpados hichados

abril 12, 2013

Va la solución:

Disuelva 1 cucharada de miel en medio vaso de agua tibia (cuando comience la operación puede estar caliente, así al terminar de disolver la miel ya estará a la temperatura adecuada).
Embeba 2 copos de algodón en esta solución y aplique sobre ; los ojos… ¡por supuesto que cerrados!
Deje actuar durante diez minutos y… ¡ni rastros de párpados hinchados!

Para que sirve la jalea real

abril 18, 2012

Pásate a la jalea real.
Fabricada por las mismas abejas, esta sustancia, que es el alimento de la reina de la colmena, también ofrece numerosos beneficios para las personas que la consumen: es revitalizante, funciona como estimulante sexual, aumenta la capacidad de trabajo físico e intelectual y mejora la memoria.
Un refuerzo para las defensas
Una buena nutrición en enfermos de cáncer es fundamental para mejorar los tratamientos y favorecer su estado de salud general y su calidad de vida, ya que la enfermedad oncológica produce alteraciones en el estado nutricional del paciente. “Pedir a un enfermo en esta situación que aumente su ingesta de comida es difícil. Por ello, hay que pensar en formas de ofrecer mayor cantidad de energía con la misma cantidad de alimentos”, indica Pedro Robledo, coordinador de la División de Dietética y Nutrición del Centro del Cáncer Anderson España, en Madrid. Entre las opciones disponibles, el experto destaca los suplementos de escaso volumen, pero ricos en energía. “Los suplementos y alimentos enriquecidos con miel, leche o harina consiguen que la dieta aporte más calorías sin necesidad de aumentar las cantidades ingeridas”. Esta pauta puede también ser utilizada en personas mayores con problemas digestivos.

Que beneficios tiene la miel

abril 17, 2012

Aparato genital femenino:
Los efectos de la menopausia y de las alteraciones de la menstruación son los principales frentes de batalla de la miel. En las reglas dolorosas se recomienda ingerirla unos días antes, y en la menopausia, sustituir el azúcar por el consumo de miel.
Sistema nervioso:
Una de las acciones más populares de la miel es su efecto sedante y relajante, lo que influye sobre el insomnio y trastornos de ansiedad o estrés. Las personas que no pueden dormir, que tienen dificultades para conciliar el sueño o que se despiertan en repetidas ocasiones durante la noche pueden beneficiarse de los efectos relajantes de la miel si la consumen un poco antes de acostarse. Dos cucharadas serán suficientes; si la miel se mezcla con leche tibia, el efecto es aún más potente.
Huesos:
La miel es un excelente recalcifican-te óseo y dental por su contenido en calcio. Además, produce una acción reconstituyente contra los dolores de articulaciones y músculos que aparecen después de la realización de ejercicio intenso, gracias a la energía de sus monosacáridos. En las patologías de articulaciones (artritis o artrosis) la miel ejerce un efecto antiinflamatorio natural.
Piel:
La aplicación de miel sobre úlceras, cortes o heridas acelera la regeneración de las células, lo que la convierte en un cicatrizante natural. En las llagas y quemaduras en la boca actúa como antiséptico debido a la acción del ácido fórmico, la inhibina y las vitaminas. También se benefician de sus cualidades los forúnculos, las inflamaciones cutáneas y las quemaduras leves de la piel, pues alivia el dolor e impide la formación de ampollas si se aplica sobre la piel, con la ayuda de apositos.

Otros beneficios de la miel

abril 14, 2012

Digestión:
En el estómago, la miel es rápidamente asimilada porque no necesita gestión previa. Unos 30 g de miel el desayuno calman úlceras gaseas y duodenales y dolores de estomago tras las comidas. Sus fuentes digestivos y su acetilcolina mentan la secreción de las glándulas digestivas, por lo que también ayuda a trastornos dispépticos. Su acción se extiende a la flora intestinal ir sus efectos antisépticos, mejorando las inflamaciones gastrointestinales, colitis y otras pato-gías digestivas. Y como ligeramente laxante, va uy bien en épocas de estreñimiento.
Pulmones:
Las afecciones pulmonares son las que más se benefician de la ingesta de miel. Debido a que sus monosacáridos ejercen una acción expectorante, se emplea para aliviar catarros, gripes e inflamaciones de las vías respiratorias. A ello hay que sumar sus cualidades antisépticas, bacteriostáticas y balsámicas, siendo útil en el tratamiento de afecciones de garganta. En los comienzos de una faringitis, laringitis o bronquitis, la miel también es muy recomendable. Actúa como calmante y sedante, tanto si se toma en cucharadas (2 o 3 veces al día) o en infusión mezclada con limón.
Hígado:
La miel aumenta la cantidad de glicógeno disponible, lo que se traduce en una acción hepatoprotectora. Además, combate las toxinas microbianas al verter gran cantidad de glucosa en la sangre, acción de la que se beneficia el hígado. En casos de alcoholismo activa la eliminación del alcohol hasta un 35 por ciento.
De romero, de brezo… Elige la miel que mejor te va.
Pulmones:
► Espliego
► Tomillo
► Eucalipto
► Mejorana
► Pino
► Romero
Sistema nervioso:
► Tilo
► Azahar
► Naranjo
Piel:
► Brezo
► Encina
Higado:
► Romero
Aparato central femenino:
► Majuelo
► Tilo
► Romero
► Salvia
Huesos:
► Brezo
► Mejorana
Corazón:
► Brezo
► Castaño
► Espliego
► Majuelo
► Tilo
Riñones:
► Brezo
► Tilo
► Eucalipto
Digestión:
► Espliego
► Majuelo
► Acacia
► Azahar
► Tomillo
Si te gusta la miel de sabor fuerte opta por la de eucalipto o castaño. Las de acacia o azahar tienen un gusto más suave.

Beneficios de la miel de abejas

abril 13, 2012

MIEL.
LA ENERGÍA MÁS DULCE PARA TUS HUESOS Y TU HÍGADO.
No pienses que quien toma miel sólo lo hace porque es un goloso. Las personas que se preocupan por su estado de salud también recurren a este producto natural elaborado por las abejas, ya que las sustancias que contiene actúan en diversos frentes en el organismo, y todos ellos beneficiosos: ayuda a calcificar los huesos, protege la salud del hígado, tonifica el corazón, relaja el sistema nervioso…
La miel es un alimento energético y un remedio natural para muchas enfermedades. Puede ser de origen floral, de arbustos o plantas, y de ello dependen sus propiedades, aspecto, sabor y color. En su composición están presentes más de 60 sustancias: proteínas, glúcidos (glucosa y le-vulosa), azúcares simples y compuestos (sacarosa y maltosa), agua, aminoácidos orgánicos, sales minerales y oligoelementos (hierro, fósforo, potasio, calcio, magnesio, cobre y manganeso), vitaminas (C, B,, B2, B6)… Aunque no puede considerarse como la panacea, su consumo es muy beneficioso para casi todos los órganos y sistemas del organismo.
Corazón y circulación
La miel es vasodilatadora y diurética, tonifica el corazón, aumenta la irrigación del miocardio y es capaz de equilibrar la tensión. Se indica en personas con insuficiencia coronaria, con riesgo de angina de pecho infarto de miocardio, y con hiper-tensión o hipotensión. Estos benefi-cios se deben a sus monosacáridos y elevada concentración en glucosa
que aporta energía para el buen funcionamiento del corazón. Su coñtenido en fosfatos orgánicos permite este órgano mantenga un buen ritmo y un adecuado riego sanguí-o, lo que favorece a enfermedades del aparato circulatorio, sobre todo las extremidades inferiores, como cicatrices o insuficiencias venosas.
Tómala al comienzo de una faringitis.

Jarabe de miel

enero 27, 2011

Para la tos jarabe de miel.
El jarabe de miel, higos secos y manzana suaviza la tos.
Ingredientes:
300 g de miel de milflores.
1 manzana troceada.
6 higos troceados.
1 cucharada de tomillo.
1 limón en rodajas.
1/2 L de agua.
Preparación:
1. Poner a hervir el agua durante 30 minutos con la manzana troceada, los higos, el tomillo y el limón. Retirar y dejar reposar hasta que enfríe.
2. Colar a un recipiente de cristal, exprimiendo bien, y añadir la miel de milflores disolviéndola.
Uso:
Este preparado reconstituyente puede tomarse como un jarabe cualquiera durante el día, a cucharadas o diluido en agua.

Propiedades de la miel de abeja

noviembre 13, 2010

MIEL PARA LA TOS.
Ante la presencia de un ataque de tos, lo recomendable es beber despacio de sorbo en sorbo un vaso de agua y a continuación chupar un caramelo de menta. Sin embargo, también puede reducirse la tos tomando una o dos cucha-raditas de miel de abejas. Si la tos va acompañada de expectoración mucosa es conveniente ingerir unos dos litros de agua al día, para conseguir una pronta eliminación de la mucosidad. Igualmente, es útil respirar en ambiente húmedo, para ello se coloca en la habitación un recipiente con agua recién hervida a la que se añade hojas de eucalipto y así aprovechar mejor el vapor producido.

Propiedades de la miel de Galicia

julio 9, 2010


Propiedades de la miel de Galicia.
Un producto único, fruto de las flores de las que se obtiene, diferentes a las del resto de la Península, y que se elabora de forma artesanal desde hace siglos.
La apicultura en Galicia tuvo su máxima expansión antes de la llegada del azúcar, ya que era considerada un alimento de gran importancia por su poder edulcorante y sus propiedades medicinales, y a mediados del siglo xvni se contabilizaban en Galicia un total de 366.339 colmenas.
La miel es un producto muy nutritivo y su aporte energético es bien conocido. Su elaboración sigue siendo aún hoy un secreto celosamente guardado por las abejas. La Mel de Galicia cuenta con la Denominación Específica del Consejo Regulador, lo que garantiza su calidad. Si a eso sumamos una flora rica y variada, y muy diferente de la del resto de la Península, el resultado es una producción de miel monofloral y también un amplio abanico de miel de milflores únicas. Así aunque la miel de Galicia es una denominación única, agrupa diferentes sabores y texturas, dependiendo de las flores de origen: hay miel de eucalipto, miel de zarza, miel de castaño y miel de brezo, cada una de ellas con un sabor y aroma distintos.
Otro de los factores que influyen en su calidades que los colmenares gallegos son pequeños y el apicultor recoge la miel a mano de forma artesanal, recolección que se realiza entre los meses de julio y septiembre.

MIEL

febrero 5, 2008

 MIEL

La miel, alimento energético y sano, es un auténtico concentrado de principios activos obtenidos de las plantas.
Su valor energético procede de su contenido en glúcidosglucosa y levulosa procedentes de la sacarosa de las flores transformada en el aparato digestivo de las abejas-igual a las tres cuartas partes de su propio peso.
El interés de la glucosa y la levulosa es especialmente notable por el hecho de que estos azúcares son directamente asimilables por el organismo. Los diabéticos, incapaces de proceder a la transformación de la sacarosa, pueden comer miel, en tanto que les está prohibido el azúcar de caña.
Aparte de los glúcidos, la miel contiene sales minerales en cantidades muy apreciables: fósforo, calcio, hierro y cobre sobre todo, pero también cloruro de sodio, manganeso y magnesio. La miel contiene también las vitaminas A, E y K, y en menor cantidad vitaminas C, B,, PP y B2.
Por su composición, la miel es un alimento de primerísimo orden en el período de crecimiento y en el de senilidad. Es aconsejada a los anémicos y utilizada en la desmineralización ósea y en las afecciones pulmonares. Normaliza la tensión y tonifica el corazón. Corrige los trastornos hepáticos, apacigua a las personas nerviosas y cicatriza las úlceras del aparato digestivo.
La calidad de la miel
La calidad de la miel depende esencialmente de las flores libadas y del suelo en que crecen sus plantas. Las regiones sin cultivar o montañosas son las más favorables para la producción de una buena miel. La utilización de plaguicidas químicos en campos y huertos no ejerce incidencia alguna sobre la miel, al revés de lo que ocurre con otros productos agrícolas; los riesgos de intoxicación son rarísimos, ya que las abejas, avisadas por su instinto, no liban en las flores así tratadas, y parece ser que la abeja que comete este error lo paga con su vida.
Sin embargo, es muy importante que la miel proceda de colmenas bien cuidadas, en las que el apicultor proscriba la nutrición a base de azúcar y melaza y deje a las abejas una provisión de su propia miel para el invierno. Los habitantes de la colmena la necesitan, y esta última miel es de calidad netamente inferior.
A los imperativos citados, hay que agregar el de la autenticidad, ya que la miel no debe soportartransformación alguna: ni procedimiento de calentamiento, ni el tratamiento llamado antiséptico, ni la adición de azúcar. Por lo tanto, la procedencia de la miel es de gran importancia.
Las principales clases de miel y sus indicaciones
Si usted conoce las propiedades de las plantas, sabrá elegir mejor la miel que le conviene. Existen mieles procedentes del libado de una sola planta, y por tanto de propiedades más específicas, y las mieles denominadas de toda flor cuyo interés general dista de ser negligible. Las virtudes de estas últimas son indiscutibles y su empleo siempre será eficaz, pero existe toda una gama de mieles terapéuticas de sabor y propiedades particulares que provienen de una sola variedad de planta. Entre ellas, vamos a citar las más conocida.

La miel de acacia —según algunos, la mejor— es energética y remineralizante. Es muy dulce y su sabor suele ser más apreciado que el de otras mieles, en particular por los niños. No altera el gusto de las bebidas.
La miel de brezo es utilizada con éxito en las afecciones de las vías urinarias (cistitis, cálculos). Es diurética y antirreumática.
La miel de col es eficaz contra las afecciones de las vías respiratorias.
La miel de flor de espino blanco está particularmente recomendada en las afecciones cardíacas. Antiespasmódica y calmante del sistema nervioso, es aconsejada también a los arteroscleróticos y dispépticos.
La miel de eucalipto es excelente en los casos de tos y de bronquitis; combate las infecciones de las vías urinarias.
La miel de lavando es utilizada como antiséptico de las vías respiratorias y anties-pasmódico (gripe, bronquitis anginas, tos ferina), como tónico (debilidad cardíaca, enteritis, disentería), y como diurético y antirreumático.
La miel de pino o de abeto constituye un excelente remedio para las afecciones bronquiales.
La miel de romero está indicada en las afecciones hepáticas (cirrosis, ictericia), en los casos de astenia y de asma, en los de ausencia de reglas, en las convalescencias y en las inflamaciones de la garganta.
La miel de sarraceno es muy nutritiva y reconstituyente; se recomienda, por tanto, a los anémicos y convalecientes.
La miel de tilo es calmante (migrañas, espasmos, nerviosismo, taquicardia, colores gástricos e intestinales) y fluidifica la sangre (arteriesclerosis).
La miel de tomillo y de serpol es recomendada para los casos de astenia física, agotamiento, inapetencia y reglas irregulares; valiosísima contra la bronquitis o los resfriados.
Las buenas recetas
Pueden elaborarse con cualquier clase de miel.
De uso terapéutico:

Contra el adelgazamiento: tome dos cucharaditas de miel en el desayuno, a las 10 de la mañana, en el almuerzo, con la merienda y en la cena.
Contra las aftas: mezcle zumo de limón y miel, tome una cucharadita y conserve su contenido en la boca el mayor tiempo posible.
Contra las quemaduras: la aplicación de miel alivia, impide la formación de ampollas y favorece la cicatrización.
Contra los calambres nocturnos. Dos cucharaditas de miel en cada coñuda suprimirán causas y efectos, con la condición de prolongar el tratamiento por algún tiempo.
Contra la enuresis: administre al niño una cucharadita de miel antes de acostarlo.
Contra la fatiga muscular: a título preventivo, los deportistas y todos los que mantengan una actividad física importante tomarán miel en el desayuno y sustituirán en lo posible su azúcar por este edulcorante natural (macedonia de frutas, yogur, crema de leche…). Media hora antes de efectuar una prueba de resistencia, es recomendable tomar dos cucharadas soperas de miel.
Contra el insomnio: tome una cucharada sopera de miel con la cena, y si no basta, mezcle una cucharada sopera de vinagre de cidra con la misma cantidad de miel. Con esta mezcla los insomnios más rebeldes no resistirán a tres tomas, con intervalos de una hora.
Contra irritaciones de la garganta: gargarice con agua tibia y miel. Para ello, hierva varios minutos un cuarto de litro de agua a la que habrá agregado una cucharada sopera de miel. Durante el día, deje fundir miel pura en la boca.
Contra la irritación de los ojos: aplique compresas con la preparación anterior destinada a gargarismos.
En los casos de crisis reumática, gota o ciática, dolores articulares o musculares: aplique miel sobre la parte dolorosa y cúbrala con un lienzo fino sujetado por una venda de lana. Deje esta cataplasma un par de horas y, si es necesario, renuévela. En períodos   de   crisis,   tome   además   dos cucharadas soperas de miel cada mañana, en ayunas. Para que disfruten los golosos:
El cóctel energético: sirva muy fresco el zumo de 4 naranjas al que se habrá agregado una cucharada sopera de miel y una yema de huevo (para 2 personas).
El puré de frutos secos: someramente trituradas y mezcladas con miel, las nueces, las avellanas y las almendras son deliciosas.
La ensalada de manzanas: rallando manzanas y añadiéndoles miel, se obtendrá un postre nutritivo y muy agradable.
Pan con miel: miel sola o con mantequilla sobre rebanadas de pan, preferentemente completo, para el desayuno y la merienda de los niños.
Puede preparar también confituras o mermeladas con miel; son mucho más dulces que las elaboradas con azúcar.
Los panes de especias: energéticos y sabrosos, gustan a mayores y pequeños, pero a este respecto se impone una observación. Aparte de los panes de especias elaborados en casa o adquiridos en las tiendas de productos dietéticos, hay que desconfiar de los fabricados industrialmente, que suelen ser confeccionados a base de mieles baratas de importación, de precio a menudo inferior al del azúcar y procedentes de colmenas de producción intensiva (abejas sobrealimentadas con azúcar o con melaza).
Los panales de miel
El panal de cera fabricado por las abejas y del que se extrae la miel liquida, es un alimento y una terapéutica de carácter muy apreciable. Cabe conseguirlos de los apicultores en el momento de la recolección de la miel, o bien en ciertas tiendas especializadas en comestibles finos.
Es recomendable masticar estos panales en caso de bronquitis o cualquier otra afección de las vías respiratorias, en particular sinusitis y resfriados. Una nariz obturada no se resiste a sus efectos. Cuando el panal está algo reseco o endurecido, hay que ablandarlo con miel líquida.

Plantas Medicinales está orgullosamente a prueba de Digg gracias a la caché que proporciona WP Super Cache