Archivos de la categoría:

RASGUÑO

febrero 10, 2008

 rasf.jpg

Los rasguños o arañazos son pequeñas excoriaciones que rasgan ligeramente la epidermis y provocan un escozor más o menos vivo.
Para calmar esta sensación, se empapa el rasguño con una decocción suavizante y cicatrizante. Más que curar estas pequeñas heridas, se trata de evitar la infección, y cualquier rasguño, por benigno que sea, debe desinfectarse cuidadosamente con agua salada, agua con vinagre o agua jabonosa.
Si hay vestigios de tierra o arena en la herida, se aplican compresas de agua hervida tibia para eliminarlos. Un tampón de gasa mojado y recubierto con una tela de plástico absorberá en 24 horas los elementos indeseables.
Mientras la herida rezume, hay que limpiarla con gasa humedecida con la decocción antes citada, dejándola secar al aire libre. Jamás se aplicarán sobre la herida algodón o gasa secos, ya que seria doloroso quitarlos una vez formada costra.  Si  se comete este error, cabe ablandar la costra por medio de compresas o baños prolongados, tan calientes como sea posible.

Plantas Medicinales está orgullosamente a prueba de Digg gracias a la caché que proporciona WP Super Cache