Archivos de la categoría:

Más aportes del vinagre para su piel

marzo 6, 2013

LOCIÓN CÍTRICA.
Se trata de una loción clásica, a la cual el agregado del vinagre potencia sus cualidades. Tiene un efecto hidratante y se recomienda usar sobre el rostro, cuello y manos. Utilice un aplicador de esponja.

INGREDIENTES:
– 1/4 litro de vinagre de alcohol al limón.
– 3 cdas. de jengibre.
– 2 cdas. de miel.
– 1/2 litro de agua destilada.
– 2 cascaras enteras de limón.
– 2 cascaras enteras de pomelo rojo y 2 de pomelo rosado.
– 2 cascaras completas de kiwi.
– 2 cascaras completas de naranja.
– Jugo de un limón.

PREPARACIÓN:
1) Ralle la cascara de medio limón e incorpórela a un litro de vinagre blanco, introduciendo también en el mismo la otra mitad de la cascara de limón, pero entera.
2) Deje macerar por al menos una semana, en lugar oscuro y seco.
3) Luego, aparte 1/4 litro para la fórmula, cuya preparación es la siguiente:
4) Ponga a macerar en un recipiente todas las cascaras de los cítricos en el agua destilada previamente mezclada con el vinagre.
5) Envuelva el recipiente en una gasa y déjelo durante diez días.
6) Cumplido el plazo, cuele con una gasa limpia, desechando los restos.
7) Luego, disuelva la miel y el jengibre en el jugo de un limón. Agregúelo al resto del preparado, mezcle bien y conserve en un recipiente de vidrio con tapa.

BAÑO ENERGIZANTE.

INGREDIENTES:
-1/2 litro de vinagre de mosto de uva.
-150 g. de hojas de menta frescas.
-100 g. de pétalos de rosa roja.
-100 g. de hojas de rosal.
-3 tazas de miel silvestre.
-3 litros de leche de almendras.
-5 cdas. de aceite de esencia de rosas.

PREPARACIÓN:
1) Caliente la leche de almendras en una olla grande, vigi-lándola para apagar el fuego justo un momento antes de que estalle la ebullición.
2) Retire del fuego, agregue el vinagre de mosto (en el mercado se lo llama “aceto balsámico”) y mezcle. Enseguida eche las hojas de menta y rosal y los pétalos.
3) Luego, en otro recipiente, derrita la miel al fuego hasta que esté completamente líquida. Mézclela con el otro preparado, revuelva bien, deje reposar.
4) Cuando se haya enfriado un poco, échele el aceite de rosas y revuelva.
5) Terminado este proceso, tape su bañera y abra la ducha. Enseguida, comprobando antes la temperatura del preparado, que debe ser agradable a la piel, introdúzcase en la bañera, tome el recipiente en que haya mezclado esta fórmula y, simplemente, échelo de una vez sobre su cabeza. En realidad, lo ideal es que alguien lo haga por usted, así que las personas que viven en pareja corren con cierta ventaja en el uso de esta preparación.
6) En cuanto el preparado caiga sobre su cabeza, frótese rápida y enérgicamente todo el cuerpo con los restos del preparado que van cayendo sobre su piel. Empiece por el pecho, y luego vientre, muslos y pantorrillas. Debe ser un masaje veloz acompañando la caída del preparado por su piel hacia el agua.
7) Luego, deje que la bañera comience a llenarse de agua que se mezclará con los restos del preparado, y tome un baño de inmersión relajándose generosamente. Después de hacerlo, se sentirá energizado y revitalizado por esta “limpieza energética” que acaba de realizar.

Vinagre para la cara y manos

marzo 4, 2013

CREMA SUAVIZANTE PARA MANOS.
Esta crema rejuvenece la piel, y es útil en casos de resecamiento producido por el uso de detergentes o agentes abrasivos como los cementos de contacto. Basta con aplicarla antes de dormir para que actúe durante la noche. En pocos días, notará una nueva humectación que revitalizará la piel castigada.

INGREDIENTES:
– 25 ce. de vinagre de manzana.
– 5 edas. de miel.
– 1 banana licuada en 100 ce. de leche de almendras.
– 3 edas. grandes de glicerina líquida.
– 10 gotas de esencia de jazmín o rosa mosqueta para perfumar.

PREPARACIÓN:
1) Mezcle los ingredientes hasta obtener una pasta cremosa y bien homogénea.
2) Deje reposar en la heladera no menos de seis horas. Luego agregue las 10 gotas de esencia de jazmín o rosa mosqueta, para darle una fragancia agradable a la crema; revuelva suavemente con una cuchara de madera. Consérvela siempre en la heladera.
*La preparación mantiene sus virtudes no menos de una semana, aunque la cantidad especificada en la receta alcanza para cuatro días de tratamiento. Si al día siguiente de prepararla nota un oscurecimiento de la crema, no se preocupe; es producido por la banana licuada y no altera en nada las propiedades del preparado. Por lo tanto, la puede seguir utilizando sin inconvenientes.

FORMULA ANTIARRUGAS.
La pasta puede utilizarse sobre el rostro y el cuello. Se aplica con masajes suaves, y lo mejor es hacerlo por la mañana. Los primeros siete días de tratamiento se debe aplicar por la mañana y no se recomienda utilizar ningún maquillaje o lociones faciales. Luego de esta primera etapa, la crema puede usarse como reconstituyente dos o tres veces por semana.

INGREDIENTES:
– Un vaso de vinagre de manzana.
– 300 g. de pasta de algas marinas.
– 10 gotas de yodo obtenido de algas marinas.
– 1/3 litro de loción de jazmín.
– 1/3 litro de loción de caléndula.
– 10 gotas de aceite de nuez.
– 15 gotas de esencia de menta.

PREPARACIÓN:
1) La pasta de algas se consigue en comercios naturistas, y en general ya viene preparada a base de mezclas de determinadas algas; lo mismo sucede con el yodo.
2) Integre la pasta y el yodo con las lociones de jazmín y caléndulas.
3) Cuando haya homogeneizado, agregue el vaso de vinagre y vuelva a mezclar. Por fin, perfume con la esencia y el aceite indicados.

MASCARA REPARADORA.

INGREDIENTES:
– 50 ce. de vinagre de manzana por cada aplicación.
– 50 ce de jugo de limón.
– Ralladura de un limón.
– 250 g. de cera de abeja.
– 3 edas. de jengibre en polvo.

PREPARACIÓN:
1) Funda la cera de abeja a baño de María. Cuando alcance su estado líquido, integre el jugo de limón, la ralladura y el jengibre.
2) Deje enfriar a temperatura ambiente, y luego conserve en la heladera.
3) Cuando utilice esta preparación en forma de máscara facial, proceda de la siguiente forma:
a) Retírela de la heladera, tome la porción adecuada para realizar la máscara (unas tres cucharadas) y derrítala a baño de María hasta que tenga una consistencia densa pero maleable.
b) Coloque la preparación en un bol y mézclela con 50 ce. de vinagre de manzana. Esto la diluirá un poco más, pero siempre debe fijarse que la consistencia sea cremosa y densa. Aplique en la frente, mejillas y cuello, y deje reposar una hora. Retire con crema demaquilladora

CREMA REDUCTORA.
Colocar sobre la cintura, caderas, vientre y donde haya adiposidades. Frotar con energía para que penetre bien. Luego de este tratamiento inicial, use la crema dos o tres veces a la semana. Notará una marcada afirmación en los tejidos de las zonas tratadas.

INGREDIENTES:
– 1/2 vaso de vinagre de vino al limón.
– 3 cdas. de miel cristalizada.
– 2 cdas. de aceite de jojoba.
– 6 yemas de huevo.
– 10 c.c. de jabón líquido neutro.

PREPARACIÓN:
1) Rallar la cascara de medio limón e incorporarla a un buen vinagre de vino, introduciendo también en el mismo la otra mitad de la cascara de limón, pero entera.
2) Deje macerar una semana, en un lugar oscuro y seco. Luego, puede comenzar con la fórmula.
3) Derrita la miel hasta que se licúe. Agregue el vinagre y el aceite de jojoba. Por otra parte, integre las yemas de huevo, sin batir, con el jabón líquido.
4) Cuando la miel se enfrió y comienza a tomar cierta densidad, mézclela con las yemas y el jabón, siempre cuidando de no batir.
5) La crema resultante deberá utilizarla cada noche antes de acostarse durante cinco días seguidos, descansando dos, y volviendo a iniciar el tratamiento hasta completar cuatro ciclos.

Vinagre para la piel

marzo 2, 2013

BALSAMO DE VINAGRE DE HIERBAS.
Recomendado para después de tomar sol ya que humecta la piel. Es ideal para atenuar, en el caso de los hombres, la irritación posterior a afeitarse.

INGREDIENTES:
– 500 ce. de vinagre de alcohol.
– Hojas de menta.
– Hojas de romero.
– Hojas de orégano.
– Hojas de laurel.
– Hojas de milenrama.
– 150 ce. de agua de jazmín.
– 1/2 edita. (15 gotas) de esencia de jazmín.

PREPARACIÓN:
1) Vierta el medio litro de vinagre en una botella de vidrio de un litro y coloque dentro dos a tres hojas enteras de menta, romero, milenrama, orégano y laurel.
2) Tape con una gasa introduciéndola en el cuello de la botella a manera de corcho.
3) Deje macerar esta preparación durante una semana, en un lugar oscuro, fresco y sin humedad.
4) Pasado este término, cuele con una gasa la preparación, traspasándola a una botella más pequeña.
5) Agregue el agua y media cucharadita de esencia de jazmín, mezcle suavemente la botella y deje reposar hasta el día siguiente, cuando la preparación esté lista para usar.
6) Aplique este bálsamo en forma de compresas en el rostro.

DEMAQUILLADOR PARA PIELES SECAS.
Este preparado es ideal para las pieles castigadas por el sol.

INGREDIENTES:
– 50 ce de vinagre de uva.
– 3 edas. de agua de azahar.
– 250 ce. de aceite de avellanas.
– Una cda. de miel.

PREPARACIÓN:
1) Mezcle todos los ingredientes en un recipiente de boca ancha, que le permita efectuar un ligero batido con espátula de madera hasta que el agua de azahar y el aceite produzcan una base espumosa.
2) Aplique con los dedos sobre el maquillaje, deje actuar sólo tres minutos, y retire con esponja.

CREMA BASE DE MAQUILLAJE PARA PIELES GRASAS.
INGREDIENTES:
-100 ce de vinagre de manzana.
– 3 edas. grandes de aceite de menta.
– 2 edas. de glicerina.
– 2 edas. de jabón líquido neutro.
– 1/2 taza de té de eucalipto.
– Crema Neutralizadora.

PREPARACIÓN:
1) Primero haga una infusión con cuatro hojas de eucalipto en 200 centímetros cúbicos de agua.
2) Deje hervir hasta que haya reducido un poco (para la receta necesita media taza); luego retire del fuego, y enseguida, échele el vinagre de manzana.
3) Por otra parte, integre el aceite de menta con la glicerina y el jabón líquido, hasta homogeneizar.
4) Cuando el té mezclado con vinagre se haya enfriado a temperatura ambiente, intégrelo con el aceite, la glicerina y el jabón, sin batir para que no forme espuma.
5) Por fin, agregue esta preparación a una crema neutralizadora común y obtendrá una buena base de maquillaje.

Los aportes del vinagre para su piel

febrero 28, 2013

Haga sus propios productos de belleza.

EL VINAGRE APORTA MUCHAS VITAMINAS, ENZIMAS Y MINERALES NECESARIAS PARA EL CUIDADO INTEGRAL DE LA PIEL. INCLUSO COMBINADO CON OTROS PODEROSOS AGENTES NATURALES PUEDE CONVERTIRSE EN UN GRAN ALIADO PARA SU BELLEZA.

La cosmética industrial y química se ha desarrollado hasta alcanzar un amplísimo espectro de utilidades, al punto de que casi no existe problema de belleza que no se pueda, al menos, mejorar.
¿Entonces por qué, paralelamente, ha habido un fuerte retorno a la cosmiatría natural, al uso de principios activos que se hallan en frutas, hierbas, fermentos y barros orgánicos no industrializados? ¿Por qué, si la cosmiatría industrial lo abarca casi todo? La respuesta es que, simplemente, ambas ramas no se excluyen sino que se complementan.
Excepto en casos en los que se trate de disfunciones orgánicas que necesitan tratamiento específico, todo otro tema relacionado con la belleza permite elegir qué clase de productos o fórmulas utilizar en cada caso. Quienes se deciden por lo natural cuentan a su favor con argumentos como el carácter inocuo de las preparaciones naturales, que en su gran mayoría no hacen temer reacción adversa alguna (ni alergias, ni irritaciones), y también con el hecho cierto de que económicamente lo natural es más accesible.

COMPRESAS NUTRITIVAS PARA PIEL SECA.

Ingredientes:
– 1/2 litro de vinagre de manzana al tomillo.
– 1/2 litro de leche de almendras.
– 25 gotas de aceite de avellanas.
– 25 gotas de aceite de almendras.
– 5 cucharadas de aceite de oliva.
– 100 ce. de alcohol fino.
– 3 pepinos licuados.
– Rodajas de pepino para las compresas.

Preparación:
1) Ponga una rama de tomillo en un litro de vinagre de manzana y déjelo perfumar durante 24 horas.
2) Luego tome la cantidad indicada y mézclela con los aceite de oliva, almendras y avellanas, batiendo hasta lograr una textura espumosa.
3) Luego procese en una licuadora tres pepinos crudos con la leche de almendras, y agregue el alcohol, licuando unos segundos más para que se una toda la mezcla.
4) Integre las dos preparaciones revolviendo hasta homoge-neizar. La base de las compresas está terminada.
5) Para utilizarla, debe cortar uno o dos pepinos en rodajas de 1,5 cm. de espesor.
6) Coloque en un bol la cantidad necesaria de la preparación como para cubrir totalmente las rodajas de pepino, y déjelas macerar 24 horas, al término de las cuales puede aplicar el pepino sobre rostro y cuello, dejándolas reposar sobre su piel durante dos horas.
7) Cada vez que haga el tratamiento, deberá cortar un pepino fresco y macerarlo durante 24 horas.

Beneficios del vinagre

febrero 26, 2013

Los beneficios del vinagre para la salud.
¿Para qué sirve este producto?

¿QUE NECESIDADES MINERALES Y VITAMÍNICAS CUBRE EL VINAGRE? ¿QUÉ VARIANTE DEL VINAGRE ES MÁS INDICADA PARA LA LIMPIEZA? ¿SIRVE PARA CONSERVAR LA COMIDA? CONOZCA DIVERSOS ASPECTOS QUE RESULTAN FUNDAMENTALES, PARA SABER CÓMO Y DE QUÉ MANERA UTILIZARLO EN CADA CASO.

Descendiente del vino y de la cocina un amigo”. Una vez más, el refranero popular define a la perfección un producto como el vinagre, que por su versatilidad resulta un aliado para nuestras recetas: como condimento, conservante, en bebida e incluso como cosmético. Cinco mil años atrás, griegos y romanos ya lo explotaban. Desde entonces se han derramado sus propiedades antisépticas y conservantes en la gastronomía del mundo entero. Y es que de la ingesta del vinagre -del latín ‘vinun acre’ y del francés ‘vin aigre’- se derivan varios beneficios: desde aliviar digestiones, hasta depurar y revitalizar nuestro organismo.

LA PECTINA, UN REMEDIO NATURAL

La manzana, y en mayor medida aún el vinagre de manzana (por la fermentación), contienen una fibra llamada pectina. Como en el caso de otras fibras, el cuerpo humano no digiere la pectina, pero ella ayuda al movimiento digestivo general. Además de esta, tiene otras funciones benéficas. La pectina es buena para mantener bajo el colesterol, en especial la variedad peligrosa denominada colesterol LDL. La pectina envuelve al colesterol que luego el cuerpo transforma en ácido biliar; ese colesterol es tomado por el cuerpo directamente de la sangre, y la pectina actúa sobre la condición de los vasos sanguíneos. Si una persona tiene menos colesterol en la sangre, menos materias grasas serán depositadas en las paredes de las arterias, y la circulación de la sangre se verá beneficiada. Se sabe que la buena circulación sanguínea favorece la concentración, la vitalidad, la memoria, la temperatura física correcta y muchas otras funciones orgánicas. La presencia de pectina en el vinagre de manzana, entonces, lo convierte en un elemento de suma importancia en la lucha contra el colesterol. Para tener una idea del poder de esta fibra, podemos citar un estudio del University Hospital of Vienna, que dice lo siguiente:
Durante seis semanas, pacientes de diversas edades, todos ellos con altos niveles de colesterol, fueron tratados con fibras derivadas de la pectina de las manzanas. El resultado fue notable: el llamado “colesterol bueno” o HDL se incrementó en forma concreta y equilibrada, mientras que el llamado “colesterol malo”, o LDL, responsable de dificultar el flujo sanguíneo, se redujo en un promedio del treinta por ciento.

CONTRA EL ESTRES.

No cabe duda: el estrés es el mayor flagelo a nivel individual. Esta terrible enfermedad, que tiene tantas formas de manifestarse y que de hecho va mutando en una misma persona a lo largo del tiempo, adquiriendo nuevos síntomas cada vez que dominamos los anteriores, merece la mayor de las atenciones.
No se trata sólo de reducir el ritmo de trabajo, hacer terapia o ganar la lotería para alejarse del mundo y vivir feliz en una isla desierta. El estrés requiere una atención permanente y un trabajo diario.
La parte que el vinagre puede aportar es significativa, pero por supuesto que por sí sola no sirve. Combinada con otras medidas para enfrentar esta enfermedad, la forma de uso del vinagre es así:
En momentos en que la persona está sometida a grandes presiones, una de las cosas que puede hacer es incluir en su dieta diaria una comida muy simple pero de virtudes maravillosas. Se trata de una ensalada de lechuga y arroz aderezada con abundante vinagre de manzana. Antes del almuerzo y de la cena, casi como un aperitivo. Y se debe combinar con la ingestión de un té sin cafeína después de cada comida. La acción combinada del vinagre y la lechuga favorecen la oxigenación de la sangre, despejando la mente y ayudando al descanso nocturno. El arroz absorbe los ácidos del vinagre. El té cumple una función relajante.

DIFICIL DE TRAGAR.

De por sí, las costumbres alimentarias de nuestro tiempo, en especial en las grandes ciudades, no ayudan en nada a una vida saludable: toxinas, grasas, carbohidratos… Consumimos “comida chatarra” en una cantidad inverosímil. Si sumamos a esto las condiciones
en que se come, la situación empeora: rapidez excesiva, nerviosismo, aceleración. Estos factores se combinan con los nervios y la angustia propias de las exigencias laborales y sociales para constituir una bomba de tiempo. La mala digestión es uno de los primeros síntomas que nos avisan que estamos viviendo mal. Los problemas derivados de la presión con que se vive resultan enseguida en problemas digestivos. Es realmente una forma de vida “difícil de tragar”.
Además de procurar equilibrar todo lo que sea posible las actividades diarias, la dieta adecuada puede ser una gran aliada.
La inclusión de vinagre en la alimentación ayuda a la producción de jugos gástricos, con lo cual beneficia el proceso de la digestión. A continuación le acercamos una receta sencillísima que es de suma utilidad para regular el proceso digestivo:

• Prepare una infusión cocinando una cebolla trozada en un litro de agua durante 20 a 25 minutos.
• Cuele y agregue medio vaso de vinagre de vino al limón.
• Guarde en heladera.
• Tome media taza de esta infusión fría a media mañana, entre el desayuno y el almuerzo.

¿Cómo hacer vinagre de manzana?

febrero 24, 2013

Los elementos necesarios para producir vinagre de manzana en su propio hogar son muy fáciles de conseguir. Y la tarea consiste en dos pasos fundamentales. El primero es lograr una sidra de manzana de alta calidad. El segundo es, a partir de ella, lograr el vinagre.

LOS ELEMENTOS PARA TRABAJAR.
• Use solamente manzanas dulces, pequeñas y de buena calidad.
• En lo posible, debería procurar utilizar manzanas cultivadas y cosechadas según métodos orgánicos.
• No preste atención a la apariencia artificial ni se deje engañar por ella. A veces las mejores manzanas no son espejos rojizos que brillan irrealmente, ya que ese aspecto se logró en forma artificial mediante colorantes y otras sustancias que nada tienen que ver con el alimento.
• Asegúrese de que las manzanas que compra para hacer el vinagre no han sido rociadas con pesticidas ni impulsores artificiales del crecimiento.
• Los jugos de manzana o las sidras comerciales que se consiguen en cualquier supermercado, no sirven para la fermentación alcohólica a causa de los conservantes químicos que poseen.

PRIMER PASO: LA SIDRA.
• Lave y corte entre cuatro y cinco kilos de manzanas.
• Con un exprimidor o juguera eléctrica, haga jugo de manzana.
• Transfiera todo el jugo obtenido, incluyendo todos los restos y descarte que quedaron en la juguera, a un recipiente alto de vidrio o de loza.
• Diluyalo con una pequeña cantidad de agua.
• Agregue una pizca de levadura y un poco de pan negro para acelerar el proceso de fermentación.
• Coloque un globo sobre la boca del recipiente para sellar la salida de aire. Cuando el azúcar del jugo se vaya convirtiendo en alcohol, el dióxido de carbono que se forma hará explotar suavemente el globo. La espuma que queda en la superficie usualmente proviene de los restos de levadura.
• Reserve el recipiente durante aproximadamente cuatro semanas, mientras el azúcar termina de convertirse en alcohol. Tras estas cuatro semanas, la sidra está hecha.
• Si la temperatura del lugar es cálida en exceso, el proceso llevará menos, quizá dos semanas y hasta una. Pero hay que tener en cuenta que las temperaturas demasiado altas arruinan irremediablemente la sidra. Los elementos naturales de leva que existen en la cascara de la manzana que hemos integrado al jugo, mueren a menos de 60° de temperatura, y sin ellos es imposible la fermentación.
• En el sentido contrario, hay que tener en cuenta que una temperatura excesivamente fría detiene la fermentación.
La sidra de manzana así obtenida es una bebida refrescante y saludable, y además con un sabor maravilloso que sólo quien la probó puede imaginar. Pero nunca se debe subestimar su contenido alcohólico, que la hace motivo de moderación y cuidado.

SEGUNDO PASO: EL VINAGRE.
• Vierta la sidra de manzana en un recipiente de boca ancha, de superficie generosa. Llene el recipiente hasta sus tres cuartas partes.
• Cubra el recipiente con una tela de lino o gasa, pero cuide de no sellarlo totalmente, porque la bacteria de vinagre necesita oxígeno para desarrollarse.
• La temperatura ideal para la fermentación es de entre 26 y 28 grados. A partir de los 35 grados, la bacteria puede llegar a morir. Y en caso de que la temperatura sea
muy baja, ésta simplemente deja de trabajar, y no fermenta. Mientras la bacteria está haciendo su trabajo, puede sentirse un cierto aroma similar al del pegamento (acetato etílico); este aroma desaparece cuando el vinagre está terminado.
• Después de dos o tres meses, el vinagre estará listo para ser usado. Antes de verterlo en botellas, filtre el líquido con una gasa o lino. En último caso, puede utilizar para ello un filtro de café. Este filtrado debe eliminar todas las partículas sólidas, trozos de manzana, remanentes de levadura y demás.
• Traspase el vinagre a botellas, tapándolas con corcho natural.
Hacer vinagre es un arte. No se desanime si al principio su vinagre es demasiado agrio o no tiene el sabor soñado. Se necesita paciencia, y mucho trabajo. Hay que intentarlo hasta que, naturalmente, se adquiere el punto justo. De todos modos, hacer este vinagre de manzana es más simple que, por ejemplo, hacer el llamado “aceto balsámico”, que necesita cerca de doce años de maduración (por eso resulta tan caro).

Tomar vinagre de manzana

febrero 22, 2013

EL VINAGRE DE MANZANA.

La base del vinagre de manzana es la sidra de manzana, es decir, el jugo de manzana en el cual fermentó y se desarrolló el alcohol (no hablamos exactamente de la sidra comercial, la bebida tradicional de las celebraciones). La cantidad de azúcar contenida naturalmente en la manzana y el alto contenido de alcohol de la sidra, se unen para un cómodo desarrollo del ácido acético. Las pequeñas manzanas aromáticas producen la mejor sidra. A veces se utilizan cascaras, carozos, tallos e incluso desechos, pero por supuesto entonces la calidad es muchísimo más pobre. Algunas personas agregan algo de levadura a la sidra con el propósito de incrementar el contenido de alcohol. También, como ya se comentó, se puede agregar bacteria especialmente cultivada para acelerar el proceso de obtención del ácido acético.
Como sucede con el vino, en el caso del vinagre cada productor tiene su propio método. Hay quienes utilizan un vino de manzana añejado por años en toneles de madera, para obtener de él un vinagre que es casi un elixir. Eventualmente puede fermentarse el vino en recipientes de vidrio a los que agregan bacterias específicas de cultivo. También están los que utilizan el método conocido como “de Orleans”, el cual data del siglo XIV y proviene, por supuesto, de la ciudad francesa de Orleans, siendo quizá el más antiguo método industrial de producción de vinagre. La fermentación, según este método francés, se realiza en barriles de roble, a los que algunos productores suelen agregar una pequeña cantidad de vinagre ya hecho para ayudar al proceso de reproducción de la bacteria (algo similar a lo que es hacer yogurt casero: se fermenta leche con un poco de yogurt ya hecho). Cuando el vinagre madura, quitan una porción y agregan sidra fresca. El proceso continúa hasta que los barriles necesitan ser limpiados. Para mejorar su aroma, se pasa el vinagre a otros barriles por un tiempo.

PRINCIPALES SUSTANCIAS PRESENTES EN EL VINAGRE DE MANZANA.

MINERALES Y OUGOELEMENTOS:
• CALCIO
• POTASIO
• SODIO
• MAGNESIO
• FOSFORO
• CLORO
• SULFURO
• HIERRO
• FLUOR
• COBRE

VITAMINAS:
• VITAMINA C
• VITAMINA E
• VITAMINA A
• VITAMINA Bl
• VITAMINA B2
• VITAMINA Bó
• PRO-VITAMINA A (BETA-CAROTENO)

¿Qué es y cómo se hace el vinagre?

febrero 20, 2013

EN TÉRMINOS QUÍMICOS, EL VINAGRE ES UNA SOLUCIÓN ACUOSA DE ÁCIDO ACÉTICO, TINTURA Y SUSTANCIAS QUE PERFUMAN. ¿CÓMO SE LLEGA A ESTE PROCESO, Y EN QUÉ CONSISTE? AHORA MISMO SE LO CONTAMOS.

La base del vinagre es el ácido acético. Esta sustancia es la que le otorga a los vinagres su típico toque agrio en el sabor, así como sus propiedades preservativas y antisépticas.
En general, el ácido acético (cuya denominación química es C03COOH) es un alcohol fermentado. Pero también puede producirse artificialmente a partir de acetileno o por destilación en madera.
En su forma pura o cuando está presente en una gran concentración, el ácido acético es un muy potente corrosivo. Basta decir que beber un vinagre con una concentración del 25 por ciento basta para enviar a una persona al hospital (en esa concentración, el ácido acético se usa sólo para limpieza). Por eso, los vinagres destinados al consumo culinario necesitan estar lo suficientemente diluidos con agua.

EL VINAGRE NATURAL.

El vinagre se puede hacer tanto de forma industrial, artesanal o casera.
Los vinagres se diferencian entre sí según sean producidos a partir de vinos, hierbas o frutas. Como generalidad, el porcentaje de acidez del vinagre está alrededor del 5 por ciento. El máximo a que llegan es el 7 por ciento.

Diluido en estos porcentajes, el corrosivo ácido acético se convierte en algo muy útil a la salud, de reconfortantes efectos y nunca dañino (excepto en casos de personas que sufran muy agudas dolencias estomacales).
El vinagre usado habitualmente en la cocina (estamos hablando de vinagre natural, no nos referimos a las variedades baratas destilando ácido acético sintético), están hechas a partir de un proceso de fermentación, más precisamente fermentación acética. Toda vez que alguna bebida alcohólica como el vino, la cerveza, el vino frutal o la sidra de manzana entra en contacto con la bacteria acética, se produce el vinagre.

Esta bacteria está presente en el aire y reacciona en contacto con el alcohol y se combina con el oxígeno mediante las enzimas. El resultado de esta combinación es ácido acético y agua. Cuando la bacteria ha finalizado su trabajo, la mayoría del alcohol contenido en el líquido se evapora, quedando un porcentaje menor al 1 por ciento. Si, por ejemplo, se deja vino en un recipiente abierto durante cierto tiempo (aproximadamente dos semanas en verano y cuatro en invierno), el líquido primero se hace agrio y luego se convierte en vinagre. Por supuesto que los productores de vinagre no esperan a que la fermentación concluya naturalmente, sino que le agregan una bacteria cultivada para así acelerar el proceso.

Propiedades del vinagre

diciembre 18, 2010

Vinagre.
Durante la epidemia de la peste que asoló Marsella en los años 1720 y 1721, unos ladrones asaltaban y robaban las casas de los apestados, abandonadas por sus atribuladas familias. Cuatro de esos malhechores fueron capturados y condenados a muerte. El juez se extrañó de que aquellos bandidos, completamente sanos, hubiesen logrado entrar en las casas sin contagiarse. Su respuesta fue que poseían un maravilloso remedio, infalible contra las epidemias, que desvelarían si se les perdonaba la vida. El juez aceptó la proposición y ellos le revelaron la fórmula milagrosa y fueron liberados. La receta correspondía a un vinagre de ajo aromatizado, que luego se generalizó como poderoso antiséptico.
Cómo prepararlo:
Ingredientes:
1/21 de vinagre de manzana.
1 ramita de tomillo.
1 ramita de romero.
5 dientes de ajo.
Preparación:
Partir los dientes de ajo por la mitad y ponerlos en un recipiente con el vinagre, el tomillo y el romero. Taparlo, dejarlo macerar durante 9 días y, pasado ese tiempo, colarlo.
Uso:
Tomarlo disuelto en agua antes de las comidas. Tres gotas los niños y siete los adultos. El remedio no puede conservarse más de un año.

Plantas Medicinales está orgullosamente a prueba de Digg gracias a la caché que proporciona WP Super Cache