Melón.
Como se compone en un 90% por agua, una rodaja gruesa de melón reemplaza un vaso con agua mineral. Además tiene vitaminas A y C y potasio.
BENEFICIOS: diurético, mineralizador y energético. Como tiene adeno-sina, evita la formación de coágulos en la sangre y mejora la circulación sanguínea. También es antiparasitario, ideal para paliar parásitos y lombrices intestinales. Como es diurético, sus propiedades son útiles en casos de reumatismo o gota. Al ser suavemente laxante, evita el estreñimiento. Además, suaviza y tonifica la piel.
ZONAS DEL CUERPO DONDE MÁS INFLUYE: aparato circuíalo rio y piel.
CONTRAINDICACIONES: si existen problemas de vesícula o hígado no deben comer melón con asiduidad. Los menores de un año deben abstenerse del mismo, así como también aquellos que sufren del estómago.
ALGUNOS REMEDIOS CON MELÓN.
CONTRA LAS LOMBRICES: machacar semillas de melón y comerlas crudas.
PIEL MANCHADA, GRANOS O ACNÉ: realizar una cura con melón, comiendo únicamente esta fruta durante sólo un día.
PIEL SECA: realice una máscara con tres cucharadas pisadas de pulpa de melón y aplíquela sobre el rostro durante 15 minutos. Luego enjuague con cuidado. Su piel se hidratará devolviendo brillo, suavidad y quitando arrugas.
FLACCIDEZ: prepare jugo de melón y, con un paño o gasa embebida de este jugo, aplique sobre el cuello, ios brazos o sobre la zona del cuerpo que se encuentre flaccida.